Israel decide relajar el bloqueo de Gaza y permitir que entren más productos

  • El núcleo duro del Gobierno israelí cede a la presión internacional.
  • La UE y EE UU habían dicho que era "insostenible" el cerco a Gaza.
  • Los ministros elaboran una lista de productos vetados para la franja.
Dos niños juegan en un marco devastado por las bombas,en Gaza.
Dos niños juegan en un marco devastado por las bombas,en Gaza.
AGENCIAS

El gabinete de seguridad de Israel ha decidido esta mañana suavizar el bloqueo a la franja de Gaza y permitir la entrada de más productos de uso civil, tal y como han exigido distintos actores de la comunidad internacional en las últimas semanas, después de que Israel atacara a la 'flotilla de la libertad' que pretendía intrdoducir ayuda humanitaria en la franja.

"El Gabinete de Seguridad ha mantenido una amplia discusión en los últimos dos días en referencia a los ajustes de la política de Israel sobre Gaza", señala la oficina de Benjamín Netanyahu en un comunicado, en el que se añade que se ha acordado "liberalizar el sistema por el que los bienes civiles entran en Gaza".

El núcleo duro del Gabinete de Netanyahu también aceptó "expandir el flujo de materiales para proyectos civiles que estén bajo supervisión internacional, continuar los procedimientos de seguridad existentes para impedir la entrada de armas y material de guerra".

"En los próximos días, el Gobierno decidirá los pasos adicionales a tomar para hacer efectiva esta política", se indica en la nota, en la que también se insta a la comunidad internacional a trabajar para la liberación inmediata del soldado Gilad Shalit, capturado por milicias palestinas de Gaza hace cuatro años.

La UE y EE UU lo pedían

La representante europea de Asuntos Exteriores y vicepresidenta de la Comisión europea, Catherine Ashton, pidió este miércoles en una intervención ante el Parlamento Europeo en Estrasburgo que se levante el bloqueo que, señaló, "daña a la gente normal, impide la reconstrucción, alimenta el radicalismo y da autoridad a Hamás". "El sufrimiento de Gaza no hace a Israel más seguro. Esto no puede continuar. Las cosas tienen que cambiar", dijo Ashton.

También el principal aliado de Israel, Estados Unidos, ha tachado de "insostenible" el cerco a la franja, gobernada por Hamás y en la que viven millón y medio de personas, y ha exigido que se revisen sus condiciones.

La semana pasada Israel empezó a ceder a la presión internacional, que se incrementó tras el asalto el 31 de mayo en aguas internacionales a una flotilla humanitaria que pretendía romper el bloqueo, y anunció que permitiría la entrada de refrescos, zumos, frutas en conserva, galletas, aperitivos y patatas fritas, algo que los palestinos consideran insuficiente.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento