El Pleno de la Diputación aprueba una moción conjunta para reducir los sueldos entre un 6 y un 10%

El pleno de la Diputación de Valencia aprobó hoy una moción conjunta de PP, PSPV y EUPV para reducir entre un 6 y un 10 por ciento los sueldos de los diputados y asesores, con efectos a partir del 1 de junio, de conformidad con el acuerdo aprobado en la Junta de Portavoces de la Federación Valenciana de Municipios y Provincias (FVMP) del pasado 31 de mayo y en el marco del Real Decreto-Ley aprobado por el Consejo de Ministros del 20 de ese mes de medidas para reducción del déficit público.

Sin embargo, según informó el PSPV en un comunicado, el portavoz de Esquerra Unida, Jesús León, señaló que, a pesar de que iba a votar a favor de la propuesta, no estaba completamente de acuerdo porque entendía que si está "en contra" de que se reduzca el salario a los funcionarios, "por qué voy a estar a favor de que me lo reduzcan a mí, o es que no me gano lo que me pagan", preguntó.

En este sentido, el presidente de la Diputación, Alfonso Rus, también intervino para asegurar que él tampoco está a favor de que se rebajen los sueldos porque, a su juicio, "da la impresión de que los políticos somos unos vividores" y apuntó a que sólo se hace "porque queda bien pero es un acto de cinismo". Por su parte, el portavoz socialista, Rafael Rubio, explicó que el grupo socialista acepta esta reducción "sin ningún tipo de cinismo" y manifestó que "o se hace o no, y si uno está de acuerdo lo firma y lo vota".

De esta forma, el presidente y los vicepresidentes coordinador, portavoz y portavoz adjunto verán reducido su sueldo en un 10%; el vicepresidente en un 9% al igual que coordinador y portavoz; el portavoz adjunto, delegado y jefe de Gabinete de Presidencia, un 8%; secretario particular, asesores y coordinadores de nivel 1 y jefes de gabinete de Cultura, Economía, Protocolo, Relaciones Institucionales, de Planes y Programas y Encargado de seguridad, un 7% y coordinadores de nivel 2 y asesores del mismo grado, un 6%.

Asimismo, según el PSPV, el pleno de la Diputación de Valencia rechazó con los votos en contra del PP y a favor del PSPV y EU, reclamar a la Generalitat la deuda histórica que tiene con los ayuntamientos valencianos. Los socialistas denunciaban en una moción que el Consell dirigido por Francisco Camps "debe más de 6.120 millones de euros a todos los consistorios de la Comunitat" —3.134 millones a los ayuntamientos la provincia de Valencia— y pedían que Rus, como presidente de la Diputación, "defendiera los intereses municipales y reclamara lo que les corresponde".

Sin embargo, lamentó que el PP "se ha negado a aprobar esta propuesta" y Rubio advirtió de que, con este voto, el presidente de la Diputación "no sólo perjudica a los alcaldes y alcaldesas de la provincia que están asfixiados económicamente por la incompetencia del Consell de Camps, sino que, lo más grave, es que esto afecta directamente a todos los vecinos de la provincia que ven como sus ayuntamientos no pueden hacer frente a los servicios municipales y cada día pueden responder peor a las necesidades de los ciudadanos".

En este sentido, Rubio recordó que en 1999 se aprobó un acuerdo por unanimidad para la creación de un fondo para la financiación de los ayuntamientos y que, en aquel momento, se cifró en 350 millones de euros. No obstante, lamentó que después de diez años "no se ha cumplido el acuerdo" y, por ello, los socialistas reclaman ahora "una deuda histórica que alcanza los 3.500 millones de euros que, a su juicio, lastran de manera definitiva los recursos municipales necesarios para cumplir las competencias que los ayuntamientos tienen asignadas de manera obligatoria".

Además, los socialistas también exigían que se pague la deuda viva que asciende a 2.600 millones en proyectos comprometidos y pendientes de pago, según el documento de fiscalización global de las cuentas de los ayuntamientos hasta 2007 y que se abonara el coste de las prestaciones de servicios que la administración local se ve obligada a realizar "cuando es competencia de la Generalitat" y que supone un 30% del presupuesto anual de los ayuntamientos.

"cortinas de humo"

Por su parte, el portavoz del grupo 'popular' de la Diputación de Valencia, Juan José Medina, denunció en un comunicado que Rubio "crea cortinas de humo para tapar los agravios del Estado con la Comunitat Valenciana en materia de financiación en comparación a otras comunidades autónomas como Cataluña o Andalucía" y lamentó la "incoherencia" del PSPV al presentar una moción que apoya la financiación local "cuando fue su propio grupo en las Cortes el que voto en contra de la Ley Régimen Local". "¿Si le preocupa tanto el municipalismo, por qué sólo le preocupa el municipalismo autonómico y no el nacional?", preguntó.

Así, emplazó a los socialistas a "ser consecuentes y ampliar su campo de visión más allá del Palau de la Generalitat, porque es el Ejecutivo central quien el pasado 20 de mayo aprobó un real decreto que no mira el saneamiento de las cuentas municipales y aplica un decretazo igual para todos, que no contempla si los ayuntamientos han hecho bien los deberes o no". "Nos quitan el pan y el agua a los ayuntamientos", consideró.

Por todo ello, Medina emplazó a Rubio a reconocer que "la gestión del Ejecutivo y la financiación de éste, a nuestra provincia, no ha sido la mejor", al tiempo que advirtió de que el grupo 'popular' "defenderá siempre a capa y espada a nuestros ayuntamientos".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento