Inspección de Trabajo responsabiliza a Repsol del accidente ocurrido en abril en A Coruña

El comité de empresa pide el cese de la dirección y anuncia que recurrirá a los tribunales

Inspección de Trabajo de A Coruña responsabiliza a Repsol de una "infracción grave" en relación con el accidente ocurrido el pasado 15 de abril en su refinería de A Coruña, que provocó heridas muy graves a dos operarios y la muerte uno de ellos el pasado 2 de mayo. Mientras, el comité de empresa reiteró hoy su petición de cese de la dirección y anunció su intención de recurrir a los tribunales.

El accidente se produjo en una de las plantas de coque de la refinería cuando J.C.S. y su compañero J.L.S.S. realizaban labores de mantenimiento en esta zona. La deflagración les provocó quemaduras en el 90 y el 70% de su cuerpo, respectivamente, que causaron la muerte del primero tras casi quince días de ingreso en el Complexo Hospitalario Universitario A Coruña (Chuac).

En su informe, dado a conocer hoy por el comité de empresa, Inspección de Trabajo acepta la versión de Repsol sobre la causa del accidente, una deflagración de gases inflamables, derivada de una "fuente de ignición producida por los trabajos de reparación y por algún fallo de algunas medidas preventivas", en concurrencia "con otras circunstancias" pero entiende que el procedimiento de trabajo "no era correcto".

En otras cuestiones, asegura que las mantas ignífugas que se utilizaban para intentar evitar la entrada de chispas en la cámara "se pueden considerar una medida preventiva complementaria, pero no suficiente como la experiencia del accidente ha demostrado", concluye.

Infracción grave

En concreto, atribuye a la empresa la infracción de hasta cuarto artículos relacionados con la protección de la salud y la seguridad de los trabajadores expuestos a riesgos derivados de atmósferas explosivas, que recoge la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y rechaza que, por parte de los operarios, hubiese un incumplimiento de los puntos que establece la refinería para estos trabajos.

Por ello, califica los hechos de una "infracción grave, en su grado máximo" y responsabiliza a Repsol "que como titular de la planta es la que establece el procedimiento de trabajo y las condiciones en que se ha de realizar el mismo", añade.

Petición de cese de la dirección

Tras hacer público el informe, el comité de empresa reiteró hoy su petición de "cese" para el equipo directivo de la fábrica "que a día de hoy, dos meses después del accidente, aún no se llevó a cabo", señala en un comunicado.

En él, asegura que la refinería "sigue en manos de un equipo directivo responsable de una muerte, de un herido muy grave y de importantes daños en las instalaciones" y se pregunta "hasta cuándo" se mantendrá esta situación.

Por otra parte, avanza su intención de llevar a la vía penal el procedimiento por este accidente y asegura que serán los juzgados de lo penal "los que depuren las responsabilidades jurídicas de los responsables", señala en su comunicado.

Frente a las conclusiones de la empresa, en su informe, los delegados de prevención del comité de empresa consideraron la "hipótesis más probable" del accidente que "la fuente de ignición se generó dentro de la cámara" donde se produjo la deflagración y que pudo consistir "en alguna porción de carbón incandescente".

Fuentes de la empresa consultadas por Europa Press aseguraron no haber recibido "oficialmente" el informe de la Inspección de Trabajo y rechazaron realizar cualquier valoración hasta tener conocimiento del mismo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento