La Xunta ordena una "revisión exhaustiva" de expedientes de ayudas vinculadas a la trama agraria al detectar "anomalías"

Podría solicitar el reintegro de las subvenciones o abrir un procedimiento sancionador si el proceso no es archivado

La Consellería de Traballo ha ordenado el inicio de "una revisión exhaustiva" de los expedientes de ayudas concedidas a 13 entidades sin ánimo de lucro del ámbito agrario que fueron financiadas a través de los Planes de Cooperación de 2009, después de detectar "determinadas anomalías" en las inspecciones realizadas la semana pasada.

Funcionarios de la Consellería de Traballo visitaron el lunes de la semana pasada 13 oficinas de organizaciones agrarias que el PP ha vinculado con una supuesta trama para desviar fondos públicos, durante la etapa del bipartito, que habrían beneficiado al sindicato Unións Agrarias. En un comunicado, el departamento que dirige Beatriz Mato explicó hoy que esas "visitas técnicas" comprobaron "la existencia de determinadas anomalías en relación al normal y correcto desarrollo de los servicios".

Asimismo, justificó que la apertura de estas actuaciones y la realización de estas inspecciones "preliminares" está regulada por la normativa, que establece la posibilidad de realizar visitas 'in situ' "de manera aleatoria o cuando existen indicios o sospechas de algún tipo de anomalía".

Respecto a la "revisión exhaustiva" que se emprenderá ahora por parte de la Dirección Xeral de Promoción do Emprego, con la colaboración del departamento de Avaliación e Reforma Administrativa, la Xunta explica que el objetivo es verificar la realidad de los servicios prestados por las personas que fueron contratadas a través de los programas de cooperación. La finalidad es constatar que las actividades desarrolladas son las mismas que se reflejan en los expedientes administrativos. POSIBILIDADES

En caso de no archivarse el caso, los resultados de este procedimiento informativo podrían derivar en que la Administración autonómica abriese un procedimiento sancionador según lo previsto en la legislación vigente o en que iniciase un procedimiento de reintegro de las subvenciones o que emprendiese "aquellas actuaciones a las que hubiese lugar", agrega el comunicado de Traballo.

La Xunta explica que la posibilidad de realizar esta revisión de los expedientes está amparada por la propia orden de ayudas, que indica que los beneficiarios tienen la obligación de someterse a las actuaciones de comprobación que pueda hacer la Consellería de Traballo por parte de personal funcionario.

Traballo hace hincapié en que se trata de "un trámite administrativo" que corresponde a "una comprobación obligada del destino de los fondos" que impone la propia normativa de subvenciones y que se adoptó tras la aparición de diversas informaciones periodísticas a raíz de las denuncias del PP y por una petición de información por parte del Parlamento.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento