El equipo de Gobierno exige al PP una rectificación pública por sus insultos al concejal de Personal y Policía

El portavoz del equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Camargo, Carlos González, afirmó hoy que el PP "ha traspasado todos los límites posibles con sus insultos" contra el concejal de Personal y Policía, Jesús Torre, y ha exigido al principal grupo de la oposición una rectificación pública y también "una reflexión interna ante la preocupante deriva descalificadora de los cargos públicos del PP".

Carlos González subrayó que la crítica política es "totalmente lícita" pero opinó que "lo del PP va mucho más allá" y dijo que "muy frecuentemente entra en el terreno de la calumnia y la difamación". Añadió que en política, como en cualquier ámbito de la vida, hay unos límites que no se deben sobrepasar, "y el PP está franqueando esa línea constantemente con graves insultos que evidencian la talla política de quien los pronuncia", señaló.

El portavoz del equipo de Gobierno afirmó que últimamente, hasta los concejales "más moderados" del PP entran en esa dinámica, "no sabemos si voluntariamente u obligados por su jefe de filas", apostilló.

Para Carlos González, el Partido Popular está haciendo "un flaco favor" a la clase política en general, porque "es realmente sonrojante escuchar de un concejal y compañero de Corporación las 'lindezas' que los ediles Javier Flor y Carmen Solana han vertido contra Jesús Torre por una decisión tomada en el ejercicio de sus responsabilidades como concejal de Personal y Seguridad Ciudadana", resaltó.

El portavoz municipal de ACaP afirmó que quien debería excusarse públicamente es el PP, no sólo con Jesús Torre sino también con la Policía Local, y añadió que a los 'populares' les "traiciona el subconsciente" al hablar de cortijos y de métodos dictatoriales y propios de otras épocas. Añadió que quizás el problema del PP sea la "extraordinaria sensibilidad" sindical de Jesús Torre, que —dijo— "para sí quisieran muchos trabajadores y muchos políticos, especialmente los de derechas", apostilló.

Carlos González destacó que el concejal Jesús Torre volverá a mandar a la Policía Local a la Casa Altamira "o donde haga falta las veces que considere necesario" para que no se produzcan anomalías en dependencias municipales, y se preguntó si el PP se habrá parado a pensar en el malestar que han generado en la Policía Local sus afirmaciones comparando a los agentes con empleados de un cortijo.

Por último, recordó al PP que ningún sindicato ha respaldado a la trabajadora a la que el PP alude y destacó que la obligación de un "buen" concejal de Personal es garantizar que todos los empleados públicos cumplen sus obligaciones "y se ganen como corresponde el sueldo que les pagan todos los meses los vecinos de Camargo, porque lo contrario sería injusto, en primer lugar —dijo— para los trabajadores públicos que sí que cumplen con sus responsabilidades".

Indicó finalmente que acusar "injustamente de acoso" por realizar este cometido es "una grave irresponsabilidad que quizás algún día se vuelva en contra del PP", finalizó González.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento