Las explotaciones ganaderas de Cantabria no tienen problemas generalizados con la gestión de purines

La Jornada sobre gestión de purines concluye con la oportunidad para establecer sistemas de almacenamiento o plantas de tratamiento
Oria en el CIFA
Oria en el CIFA
ARCHIVO

En las explotaciones ganaderas de Cantabria no existen actualmente problemas generalizados con la gestión de purines, aunque sí pueden darse problemas puntuales para gestionar adecuadamente purines en determinadas épocas del año.

Estos problemas pueden acrecentarse en el futuro en las explotaciones en las que un aumento del número de vacas no se vea acompañado de un aumento de la superficie agraria disponible. Por este motivo, en el debate y charla posterior a las ponencias se expuso la utilidad de este tipo de sistemas de almacenamiento y la posibilidad de exponer plantas de tratamiento.

Así se puso de manifiesto en la 'Jornada Técnica sobre Gestión de Purines en Cantabria', celebrada en el Centro de Investigación y Formación Agraria de Muriedas (CIFA), y que concluyó con la propuesta, debido a la oportunidad que ofrece la situación actual, de establecer sistemas de almacenamiento y redistribución de los purines, así como la posibilidad de implantar plantas de tratamiento de iniciativa privada.

El Consejo de Gobierno aprobó en el año 2003, entre otras, una línea prioritaria de investigación agraria sobre este asunto a desarrollar desde el Centro de Investigación y Formación Agrarias (CIFA), dependiente de la Dirección General de Desarrollo Rural de esta Consejería, unidad que tiene asumidas las competencias en investigación agraria.

La investigadora Patricia Santorum ha trabajado en un proyecto orientado a la determinación y minimización del riesgo sanitario asociado al uso agrícola de los efluentes en las explotaciones de vacuno de leche, que ha sido analizado en esta jornada celebrada con el objetivo general de revisar los diferentes aspectos normativos, así como las tecnologías de minimización y tratamiento de purines disponibles.

La presentación de la jornada corrió a cargo del director general de Desarrollo Rural, Francisco Gutiérrez, quien resaltó la oportunidad de la celebración de la misma ante la próxima aprobación de un Real Decreto que regulará la utilización de los estiércoles y residuos agrarios como fertilizante agrícola.

Posteriormente, Severo Méndez, jefe de la Sección de Producción y Sanidad Vegetal, abordó los aspectos más relevantes de la Directiva Nitratos, exponiendo además los resultados de las prospecciones de concentraciones de nitratos en las aguas de Cantabria. Méndez puso de manifiesto que "hasta la fecha, en ningún punto de control se ha detectado concentraciones de nitratos superiores a las permitidas, por lo que no ha habido que declarar en Cantabria zonas vulnerables ante la contaminación por nitratos".

A continuación, Carlos Rico, investigador de la Unidad de Ingeniería Ambiental de la Universidad de Cantabria (UC), expuso las técnicas disponibles en la actualidad de digestión anaerobia de los purines para la producción de biogás, explicando el funcionamiento de la planta piloto localizada en el IES 'La Granja' de Heras.

Proyecto de investigación

En el marco de esta jornada, el consejero de Desarrollo Rural, Ganadería, Pesca y Biodiversidad del Gobierno de Cantabria, Jesús Oria, presentó los resultados del proyecto de investigación, desarrollado desde el CIFA, 'Determinación y minimización del riesgo sanitario asociado al uso agrícola de los efluentes de explotaciones de vacuno de leche', junto a Patricia Santorum, coordinadora del proyecto, y Raquel García, doctoranda participante en el mismo.

En su exposición, explicaron cómo este proyecto ha permitido establecer unas recomendaciones de abonado a los ganaderos, en función de su tipo de explotación y de las limitaciones de la legislación vigente. Por otro lado, mostraron los resultados de incidencia de distintos patógenos relacionados con procesos diarreicos en el ganado, y cómo un manejo adecuado de los estiércoles, puede reducir la probabilidad de recirculación de los mismos en las explotaciones ganaderas.

Las relaciones entre la alimentación del ganado y las emisiones de compuestos contaminantes, así como la necesidad de ajustar las raciones del ganado como estrategia para minimizar el potencial contaminante de los estiércoles, fueron objeto de análisis en la ponencia de Gregorio Salcedo, profesor e investigador del IES 'La Granja' de Heras.

A continuación se desglosaron los contenidos tanto del Plan Nacional Integrado de Residuos, como del Plan de Residuos de Cantabria y de los Planes Sectoriales de Residuos de Cantabria. La ponente incidió en los contenidos del Plan Sectorial de Residuos del Sector Primario, Sanitario y Veterinario, en el que se encuadran los residuos ganaderos.

Por su parte, Pilar Santamaría, directora de Agricultura y Ganadería del Gobierno Vasco, expuso cómo en su Comunidad Autónoma se están abordando distintas estrategias de gestión de purines en función de la problemática comarcal.

La jornada finalizó con una ponencia titulada 'Purines: fertilizante o residuo', introducido por Benito Fernández, jefe del Servicio de Agricultura y Diversificación Rural. En su intervención, expuso algunas de las disposiciones recogidas en el borrador de Real Decreto que regulará la utilización de los estiércoles y residuos agrarios como fertilizante agrícola, y en qué medida afectarán a las ganaderías de Cantabria.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento