Agudo dice que el consenso de las autonomías sobre el déficit es un "mensaje" de confianza hacia mercados y ciudadanos

El consejero de Economía y Hacienda, Ángel Agudo, ha afirmado, tras la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), que el consenso entre las autonomías sobre la necesidad de reducir el déficit de las administraciones "es un mensaje de corresponsabilidad y de confianza hacia los mercados y los ciudadanos".

Las comunidades autónomas podrán incurrir en un déficit del 1,3% del PIB en 2011, objetivo que se mantendrá para 2012, y se rebajará hasta el 1,1% en 2013, según ha aprobado por unanimidad el CPFF. Además, las autonomías podrán llegar a un déficit del 2,4% del PIB durante este año, es decir, una décima menos del fijado inicialmente.

"Es la primera vez, después de votaciones importantes, que se ha conseguido unanimidad en torno a un objetivo y tiene mucho valor porque supone aceptar entre todos que tenemos que tomar medidas importantes y duras para conseguir este objetivo", dijo.

Agudo ha valorado este acuerdo en el marco de la aprobación de hoy de la propuesta de España en el Ecofin y de la aprobación mañana de la reforma laboral. "Estamos dando pasos decisivos para conseguir que los mercados dejen de presionar sobre las finanzas públicas y privadas", afirmó.

Durante el encuentro de hoy, también se ha aprobado la adaptación de los planes de reequilibrio de las comunidades autónomas al objetivo de déficit para este año.

Nueva senda de déficit

Los acuerdos de hoy suponen una modificación del acuerdo marco y de la senda de déficit fijada anteriormente y es consecuencia, en palabras de Agudo, "de la situación de los mercados y sus exigencias de ajuste para España, que pasará de un déficit del 11,2% al 6% en 2012". "Se trata de un descenso importante y supone acelerar el ritmo de reducción del déficit en medio punto en 2010 y en un punto en 2011", precisó.

En las CC.AA., la modificación aprobada para este año supone una rebaja de tan sólo una décima en el déficit previsto (del 2,5% del PIB al 2,4%), lo que, según el consejero, se conseguirá con la aplicación de las últimas medidas adoptadas por el Gobierno de la Nación y que Cantabria ha asumido.

"En 2011, este cambio de escenario va a suponer para las comunidades autónomas menos capacidad de endeudamiento y, como consecuencia, menos ingresos por esta vía", declaró Agudo al término del Consejo.

"Para alcanzar el objetivo de déficit será necesario adoptar medidas concretas que se debatirán el próximo Consejo, en un plazo máximo de un mes", explicó el consejero. "Debemos acordar todos las medidas que sean compartidos por todos en un nuevo ejercicio de corresponsabilidad", afirmó. Además, en esa reunión se aprobará el objetivo de estabilidad para cada una de las comunidades autónomas.

Agudo prevé presentar el nuevo plan de reequilibrio, que integre los nuevos objetivos de estabilidad y las medidas acordadas en julio, en otoño, aunque aseguró que será necesario ponerse ya a trabajar en ello porque será el marco sobre el que elabore el Presupuesto regional para el próximo ejercicio.

Las ccaa se endeudarán gradualmente

Por otro lado, según explicó, se han acordado los criterios de endeudamiento de las CC.AA., que el Estado autorizará de manera gradual. Así, una vez aprobado el Plan de Reequilibrio se autorizará operaciones de endeudamiento por un máximo del 0,75% del PIB.

"Transcurrido el primer semestre y una vez comprobado que se está cumpliendo el plan, nos autorizarán un segundo tramo que no podrá superar el 50% del incremento de endeudamiento previsto", precisó. Por último, una vez concluido el ejercicio y a la vista del resultado, se tramitará el resto de la autorización de endeudamiento.

Además, el Ministerio de Economía y Hacienda informará cada seis meses sobre la ejecución presupuestaria de las comunidades. "Si aprecia riesgo de desviación del déficit previsto se informará al CPFF y se exigirá el ajuste entre los ingresos y los gastos para reequilibrar las cuentas", señaló Agudo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento