En un comunicado, Blanco señaló que este plan "tiene en cuenta a todos los propietarios y la recuperación de los usos industriales históricos se hace de una forma razonable". El portavoz socialista reconoció la rectificación de IU y lamentó la "hipocresía" del PP, ya que "votó a favor del anterior plan, siendo ilegal".

En este sentido, insistió en que el Ayuntamiento asume que el anterior plan especial y el proyecto de actuación de las naves de Colecor eran ilegales porque no se atenían al PGOU, como defendían el Grupo Socialista y la Junta de Andalucía. Explicó que este plan "busca una salida a una situación existente, como lo demuestran cuestiones como que las naves no son legalizadas por el plan especial y para poder ser legalizadas deberán reducir la ocupación sobre el terreno en torno a 15.000 metros cuadrados y cumplir con los usos industriales o de almacenamiento al por mayor. Además, el uso comercial directo y el uso de oficinas no son autorizados.

Por otra parte, subrayó que la restitución de lo existente se cumple en gran medida al dejar las naves fuera de ordenación y, al no tener licencia en vigor, ya que no puede obtenerse si antes no se legaliza urbanísticamente la actuación, lo que obliga a un proyecto de actuación posterior a la aprobación definitiva del plan especial y que asuma las obligaciones del mismo.

El también portavoz socialista recalcó que la sanción urbanística por infracción, por hacer una obra no legalizable sin licencia, más las sanciones coercitivas siguen adelante, puesto que en el momento de producirse la infracción, "ésta no era legalizable por no existir planeamiento aprobado o en desarrollo que lo permitiera".

El cualquier caso, Blanco hizo hincapié en que el Grupo Socialista "estudiará detenidamente el informe que emita la Junta de Andalucía por si de él se derivaran criterios que mejoraran el plan especial y su adecuación al PGOU".

Por otro lado, sobre el Plan Especial de la Sierra dijo que el PSOE aprueba que se siga tramitando, pero apuntó que "deberá modificarse para incluir los núcleos habitados". El Grupo Socialista considera que es necesario que el Plan de la Sierra "sea una realidad en este mandato" y por esta razón cree que "es adecuado aprobarlo inicialmente, y dar ahora oportunidad a la ciudad para que lo conozca y lo debata en profundidad".

Respecto al voto en contra del PP, Blanco señaló que "una vez más, en un documento importante para la ciudad, el PP se dedica a votar en contra sin dar alternativa alguna, por lo que continúa su interés por obstruir todos los temas de ciudad, en lugar de dar soluciones".

Consulta aquí más noticias de Córdoba.