Una treintena de padres separados se concentró hoy en moto en el Paseo del Borne de Palma para exigir una Ley autonómica que garantice la custodia compartida, al igual que ya han hecho otras Comunidades, como Aragón, donde se aprobó la Ley de Igualdad en las relaciones parentales después del divorcio.

En declaraciones a Europa Press, el presidente de la Asociación de Padres de Familia Separados de Baleares (APFS), Jorge Skibinsky, recalcó que la custodia compartida es un "traje a medida que va únicamente en beneficio de los hijos menores" y, por ello, consideró que se debe implantar, debido a que con el sistema actual de custodia monoparental "un progenitor se queda sin poder participar en la educación de su hijo y éste a su vez se queda sin su progenitor".

"Creemos que es más igualitario el sistema de custodia compartida, porque responde a las necesidades de cada pareja que se separa y de sus hijos", sostuvo Skibinsky, quien informó de que anualmente, se registran alrededor de 2.500 divorcios en Baleares, que afectan a 3.500 hijos aproximadamente, y en el 95 por ciento de los casos se otorga la custodia monoparental.

El presidente de APFS detalló que el 3,9 por ciento del total de divorcios que se contabilizan anualmente en España se produce en Baleares, siendo la tercera Comunidad Autónoma en la que más se registran atendiendo a su población.

Por otro lado, recordó que las asociaciones de padres separados están recogiendo firmas a nivel nacional para reclamar al Gobierno central la aprobación de una Ley que garantice la custodia compartida.

Asimismo, censuró que "no tiene ningún sentido" que el Ejecutivo central pretenda castigar como si fuese un delito penal el impago de las pensiones en caso de divorcio, mientras que, por el contrario, no "se castiga de ninguna manera la obstrucción de las visitas" a los hijos por parte del progenitor a quien se otorgó la custodia. "Creemos que esto no es igualitario", zanjó.

Finalmente, informó de que durante el día de hoy, también se han convocado manifestaciones en Madrid y Sevilla, así como concentraciones moteras como la de Palma en Canarias y Barcelona. En este sentido, aseveró que la reivindicación de una Ley estatal para que se otorgue la custodia compartida es una "cascada que no tiene vuelta atrás" y que, a su juicio, concluirá en la aprobación de esta normativa por parte del Gobierno.

La marcha motera de los padres separados, que se inició en el Paseo del Borne, transcurrió por Jaime III, Avenidas y paseo marítimo, mientras que, posteriormente, se celebrará un refrigerio en Sa Ràpita y una comida en la localidad mallorquina de Campos.