Miley Cyrus responde al cinismo de la sociedad estadounidense

  • Está harta de que le critiquen por su cambio de imagen.
  • No entiende que con Zac Efron no pase lo mismo.
  • También ha querido dejar claro que no se droga.
Miley Cyrus, el pasado domingo en Rock in Río de Madrid.
Miley Cyrus, el pasado domingo en Rock in Río de Madrid.
EFE

La actriz y cantante está harta de que la critiquen por su cambio de imagen tras firmar la defunción de la infantil 'Hannah Montana'. Ni se droga, ni va de algo que no es, Miley Cyrus ha respondido a lo que considera cinismo por parte de la sociedad estadounidense, que permite que sus adolescentes vean a Zac Efron en el cine, pero rechaza verla a ella.

Tras dejar atrás su etapa como la estrella infantil de Disney en el papel de 'Hannah Montana' y a punto de cumplir los 18 años, Miley Cyrus está recibiendo más críticas que elogios por su cambio de imagen, que algunos consideran impropio de una adolescente y que otros creen que sólo busca vender sexo o provocar.

Harta de tanta crítica, Miley Cyrus, en una entrevista con Acces Hollywood, ha atacado directamente a lo que considera una cuestión de cinismo por parte de la sociedad estadounidense, que ha visto escandalizada cómo en alguno de sus conciertos la cantante ha besado, no hace mucho, sin pudor a una de sus bailarinas.

La cantante he hecho una comparación entre ella y  Zac Efron, actor de  'High School Musical' ."¿Qué es lo que vende él? Es increíble, está bueno, pero no voy a ver su película porque diga 'es un gran actor'. Es un gran actor, pero está bueno", añade la cantante. "Si Zac Efron puede aparecer directamente sin camiseta, no entiendo cuál es la diferencia entre él y yo" sentencia.

Por eso la cantante considera que cuando un chico se comporta como ella hace sobre los escenarios es "distinto". "Para las chicas siempre es más difícil. No es una excusa, simplemente significa que vamos a tener que trabajar más duro que el resto", añade Cyrus.

Al mismo tiempo, Miley ha querido dejar claro que ella no se droga, por mucho que la gente que la vea bailar en un club piense que sí. Es más, tiene claro que ella "nunca va a ser esa clase de persona" que utiliza drogas. Eso sí, lo que no dirá jamás es "nunca en mi vida he probado el alcohol", porque es de las que piensa que "todo es bueno en pequeñas dosis".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento