TODO LO QUE ME GUSTA...

Es ilegal, es inmoral o engordaaaa. A lo mejor
Pata Negra no pensaba en el P2P, pero podría ser. Los programas de intercambio de archivos ponen al alcance de nuestro de bolsillo (sin que se vea perjudicado) una discoteca infinita.

Pero dicen que son ilegales, e incluso inmorales (por aquello de robar el pan a los artistas) y además engordan: si nos descuidamos llenarán nuestro ordenador de parásitos.

No sólo se trata de poner cuidado con los archivos ejecutables que descargamos de las redes de pares; a veces los mismos programas (Kazaa, Morpheus...) vienen con bicho de regalo: instalan software subrepticiamente en nuestro ordenador.

PONER EL CASCABEL AL GATOR

Entre los sospechosos habituales que nos regalan algunos programas P2P, Gator (ahora Claria) se ganó a pulso su mala fama. Era tan fácil de pillar como difícil deshacerse de él.

El muy pájaro se las ingeniaba para espiar los hábitos del usuario y cambiarle a su antojo la publicidad de las páginas que visitaba. Ya no hay que preocuparse sólo por Gator (Claria), ahora es uno más entre miles de parásitos.