En el salón de plenos del Ayuntamiento de Madrid se debatieron hoy dos proposiciones, una, del PSOE, para crear con carácter inmediato una comisión municipal que investigue el incendio y analice los riesgos que puedan presentar otros edificios de la ciudad  y otra, de IU, que proponga medidas para que no vuelva a repetirse un suceso de estas características.

Después de dos debates similares  la mayoría absoluta del PP sacó adelante la proposición de IU con el añadido de que "la comisión se constituirá una vez que haya concluido el procedimiento judicial" y, minutos después, rechazó la del PSOE.

El vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, que comenzó por recordar que el del Windsor no ha sido el incendio "más importante" de Madrid porque, a diferencia de otros como el de la discoteca Alcalá 20 (en 1983, con 82 muertos) o los Almacenes Arias (en 1987, en el que perecieron 10 bomberos), no ha habido víctimas mortales, sostuvo como principal argumento que una comisión de investigación ahora supondría "interferir y perjudicar la investigación judicial".

"No queremos ocultar nada pero creemos que quien tiene que adoptar resoluciones es la Administración de Justicia", añadió Cobo.

A lo largo de los dos debates, las portavoces socialista y de IU, Trinidad Jiménez e Inés Sabanés, respectivamente, se empeñaron sin éxito en defender que las comisiones de investigación no han interferido en los correspondientes procedimientos judiciales ni aún en casos "más delicados".

Jiménez consideró la comisión "absolutamente imprescindible" para "despejar dudas e incertidumbres" sobre las causas y el desarrollo del incendio del Windsor y para elevar conclusiones "que mejoren nuestra capacidad de reacción en casos como éste".

En resumen, dijo que el objetivo de esta comisión sería "analizar si antes, durante y después del incendio se hizo todo lo necesario" y "estudiar los posibles errores cometidos".
Antes, Julio Misiego había sugerido otros asuntos a investigar, como las conversaciones del Ayuntamiento con los propietarios de la torre o por qué la administración municipal ha asumido la demolición del edificio.