Político, diplomático y escritor, Navon, descendiente de judíos españoles, destaca en su carta "los lazos de amistad y aprecio entre Oviedo y el mundo sefardí, que se han manifestado en diversas ocasiones y muy particularmente con el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia entregado a las Comunidades Sefardíes en el mundo, así como el Premio de la Concordia otorgado a Yad Vashem y la participación de la ciudad en las actividades de la Red de Juderías de España".

"Esperamos que la elección de Oviedo como Capital Europea de la Cultura en 2016 permita contar, entre los distintos proyectos culturales que serán organizados con actos y encuentros que ayuden a conocer y a apreciar la cultura judeo-española y a estrechar los lazos de amistad entre el pueblo español y el mundo sefardí", señala en la carta el Presidente de la Autoridad Nacional del Ladino.

Durante su etapa como Presidente de Israel, Navon se esforzó por actuar como puente entre los grupos étnicos de Israel, religiosos y laicos, sefardíes y ashkenazíes, izquierda y derecha, judios y árabes. Uno de los aspectos más destacados de su mandato fue su visita de Estado a Egipto en 1980 por invitación del presidente Anwar Sadat. También realizó una visita de Estado a Estados Unidos, por invitación del Presidente Reagan, indicó el Ayuntamiento de Oviedo.

Después de completar un período de cinco años en el cargo, Yitzhak Navon volvió a entrar en la política partidista. En 1984 fue nombrado Ministro de Educación y Cultura en el gobierno de unidad nacional formado después de las elecciones generales. Navon también fue uno de los artífices de los acontecimientos para conmemorar el 500 aniversario de la expulsión de los judíos de España, firmó el primer acuerdo cultural entre Israel y España y es presidente de honor del Fondo de Abraham para la promoción de la convivencia entre los judios y árabes en Israel.

Consulta aquí más noticias de Asturias.