Internet y telefonía, bajo control

El Parlamento Europeo aprobó ayer una directiva que permite a las empresas de telecomunicaciones retener durante dos años los datos (no su contenido) de las llamadas telefónicas, los SMS y los correos electrónicos.
El objetivo, mejorar la lucha contra el terrorismo. La normativa podría entrar en vigor a mediados de 2007.
Mostrar comentarios

Códigos Descuento