La Reina Doña Sofía, presidenta de honor de la Fundación 'Apadrina un árbol', organización dedicada a la reforestación de la zona quemada por el incendio de Guadalajara de 2005 y a fomentar la educación ambiental, visitó por primera vez las instalaciones de la Fundación en la localidad alcarreña de Mazarate, que inauguró oficialmente tras descubrir una placa.

En su visita, su Majestad la Reina estuvo acompañada por el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, el delegado del Gobierno en la región, Máximo Díaz-Cano, la presidenta de la Diputación de Guadalajara, María Antonia Pérez León, la presidenta del PP de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, además de otros senadores y diputados y la Baronesa Thyseen.

En una jornada marcada por la lluvia y el viento, Doña Sofía descubrió la placa que inauguraba oficialmente el centro de educación ambiental de Solanillos y participó en la plantación de un árbol en reconocimiento del trabajo que realiza la Fundación para reforestar la zona afectada por el incendio del 17 de julio de 2005, que arrasó cerca de 13.000 hectáreas de pinar.

En el acto se realizó una pequeña demostración de los tradicionales Vaquillones de Villares de Jadraque y de los diablos de Luzón, tras lo cual la Reina saludó a un grupo de niños de campamento en las instalaciones y visitó el vivero de pinos que tiene la Fundación para repoblar la zona quemada por el incendio.

El presidente de la Fundación 'Apadrina un árbol', Félix Abánades, agradeció la visita de la Reina y extendió su agradecimiento a todas las personas, instituciones y voluntarios que han colaborado desde el primer día con la organización. "Entre todos estamos consiguiendo los objetivos de dar vida a la comarca y de enseñar a amar a la naturaleza", enfatizó.

Abánades se refirió a la Fundación como "una gran familia" que va creciendo "día a día", subrayando que hasta el momento ya se han apadrinado más de 23.000 árboles que contribuirán a luchar contra la despoblación de la zona y el desarrollo de la comarca. Se trata, según apuntó, de inculcar valores de respeto hacia el medio ambiente y educación ambiental.

Centro de solanillos

Este centro de educación ambiental está ubicado en un finca, propiedad de la Diputación de Guadalajara que le ha cedido la ocupación a la Fundación 'Apadrina un Árbol'. Se imparten cursos de educación ambiental a público en general, profesionales de empresas y escolares, entre otras actividades de concienciación; se organizan talleres sobre ecología, mimbre o trabajos con piñas.

Cuenta con dos pabellones que pueden albergar a unas 60 personas; dentro de los mismos, existen salas de ocio con medios audiovisuales, juegos de mesa, etc.; una zona de descanso y habitaciones; una zona de museos; una oficina administrativa; y una oficina de exposición y venta, informó la Junta en nota de prensa.

La Fundación 'Apadrina un Árbol' es una organización sin ánimo de lucro que desarrolla un proyecto ambiental, educativo y de desarrollo rural en el marco del espacio natural. Se crea para acortar el proceso de recuperación de un espacio natural en el menor tiempo posible y vincular al ciudadano con el mundo natural y favorecer el mantenimiento de más de un millón de árboles reforestados.

El primero de los programas puestos en marcha desde la Fundación Apadrina un Árbol, ha sido el del apadrinamiento de los árboles que están naciendo en la Finca de Solanillos. Además se han llevado a acabo otras actuaciones como la rehabilitación de una vieja iglesia para salón de actos, sala de usos múltiples, zona de museos y exposiciones.