Una casa de colores

Optimismo: La combinación de los tonos morado, amarillo y rojo, la madera y el aprovechamiento de la luz natural crean un espacio alegre y acogedor.
La estantería, por encima de las puertas, es un original y práctico recurso decorativo.
La estantería, por encima de las puertas, es un original y práctico recurso decorativo.
Foto
El color es el protagonista indiscutible para la decoración de este piso de 58 metros cuadrados situado en el madrileño barrio de El Rastro, una casa totalmente renovada hace cinco años que irradia optimismo por todas partes.Su propietaria ha optado por la combinación de los tonos morado, rojo y amarillo, que consiguen crear un espacio cálido y acogedor. Una sensación reforzada por la presencia de la madera en el suelo de tarima y los muebles, de corte moderno y práctico, que contrastan con algunos elementos decorativos de anticuario.

La luz también juega un papel importante en el salón, pieza que ocupa casi la mitad de la superficie de la casa. El aprovechamiento de los grandes ventanales y el frontal en blanco que comunica con la cocina y las habitaciones dan al espacio una luminosidad y sensación de frescor potenciadas por las plantas, presentes en todos los rincones de la casa.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento