'Estamos aún examinando el paquete y el resto de los análisis que se han hecho nos llevan a creer que hay que tratarlo muy seriamente', dijo el inspector de policía Bruce Dickie a la prensa.

'Es más que una simple broma. Quien ha hecho esto lo ha hecho para causar preocupación en la comunidad', añadió.

El suceso se produce tras la evacuación y cierre el lunes de una terminal aérea de la ciudad después de que 45 personas comenzaran a caer enfermas, vomitar y quejarse de náuseas y dolores de cabeza. No se ha hallado el motivo.

El paquete sospechoso se encontró en el departamento de alimentación del centro comercial Knox City del este de Melbourne, según una policía.

Los equipos policiales enviaron un robot para examinar la zona.

'La unidad de respuesta a las bombas está allí para determinar si es peligroso. Están usando equipos de rayos X', dijo.