Miles de personas se manifiestan en defensa del sector público y contra los recortes sociales y salariales

El manifiesto de los sindicatos justifica la huelga general en el paro y el "ataque" a los derechos de los trabajadores

Miles de personas, 6.000 según los sindicatos y 1.500 en opinión de la Policía, se manifestaron hoy por las calles de Santander en defensa del sector público y contra los recortes sociales y salariales.

La manifestación, convocada por CC.OO., UGT y CSI-CSIF, y a la que en Cantabria estaban llamados 34.000 empleados públicos, partió a las seis de la tarde de la calle Burgos con destino a la Delegación del Gobierno, a donde llegó sobre las siete de la tarde. Encabezaba la comitiva un grupo de personas que tocaban instrumentos tradicionales, como la gaita o el tambor, seguidos de una gran pancarta que decía 'No a los recortes sociales y salariales. Movilízate'.

Durante la marcha, que se interrumpió en varias ocasiones, se gritaron consignas como 'Con este Gobierno vamos de culo', y se portaban otras pancartas en las que se podía leer 'Insumisión, no a los despidos' o 'Contra el paro y la precariedad, movilízate y lucha'.

En declaraciones a la prensa, Juan Carlos Saavedra, secretario general de la Federación de Servicios Públicos (FSP) de UGT en Cantabria, aseguró que los sindicatos "seguirán en la lucha", defendiendo la "dignidad" de los trabajadores y el derecho a la negociación colectiva, que "se nos niega".

Saavedra afirmó que cualquier recorte a cualquier trabajador afecta a la Administración pública y aseguró que permanecerán atentos a lo que suceda el día 16 con la reforma laboral, que les tiene "preocupados" porque "éste ha sido el primer ataque a los empleados públicos, pero ahora va a venir el ataque a todos los trabajadores de este país: nos va a afectar a todos", subrayó.

Por su parte, Mateo Rodríguez, secretario general de la Federación de Servicios a la Ciudadanía (FSC) de CC.OO. de Cantabria, expresó la satisfacción de los convocantes por el seguimiento de la huelga "a pesar de los datos que ha dado la Administración, como siempre muy bajos, y de que los servicios mínimos han sido abusivos".

Según Rodríguez, esta manifestación "multitudinaria" es la prueba de que los empleados públicos "rechazan unánime y totalmente las medidas del Gobierno". En este sentido, aseguró que las manifestaciones continuarán y tratarán "por todos los medios" de que el Gobierno "no escuche únicamente a los poderes económicos y financieros; tiene que escuchar a las clases sociales, a sus votantes, porque la mayoría de los votantes del PSOE vienen de la clase trabajadora, y no nos puede olvidar, nos tiene que seguir teniendo muy presentes porque le vamos a dar verdaderos dolores de cabeza", advirtió. MANIFIESTO

Frente a la Delegación del Gobierno, en la plaza de Correos, los sindicatos convocantes leyeron un 'Manifiesto de apoyo a la huelga en el sector público del día 8 de junio' en el que defendieron que 4,5 millones de parados, 45.000 de ellos en Cantabria, y el "ataque" a los derechos sociales y laborales de la clase trabajadora son "razones suficientes para una huelga general de todos los trabajadores de este país".

En el manifiesto, los sindicatos afirman que su "principal preocupación" son los desempleados porque "antes que empleados públicos somos ciudadanos y trabajadores solidarios". Una solidaridad que, en su opinión, debe entenderse dentro de un "esfuerzo equitativo y compartido" para la salida de la crisis, que afecte a todos los grupos y sectores sociales, actuando sobre los ingresos y las reformas financieras y fiscales "y no, como siempre, sobre los salarios de los empleados públicos como mera variable macroeconómica de ajuste en tiempos de crisis".

Además, defendieron que la propuesta del Gobierno "no es una salida para la crisis" y acusaron al Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero de "romper unilateralmente el diálogo social en el sector público". "La negociación colectiva es un derecho fundamental que el Gobierno quiebra", afirmaron.

También rechazaron la "campaña de descrédito sobre lo público y el personal funcionario" y subrayaron que más del 60 por ciento de este colectivo no superan los 1.500 euros brutos.

Igualmente denunciaron que cuestionando al sector público "se está abriendo la puerta a la externalización y privatización", cuando España cuenta con los servicios públicos "más eficientes de toda Europa". "Las medidas anunciadas por el Gobierno, y los enormes recortes en las ofertas de empleo público, son la antesala de la precariedad laboral, de la temporalidad y de la merma en la calidad de los servicios públicos", criticaron.

Finalmente acusaron al Ejecutivo de haber renunciado a actuar sobre los ingresos y sólo pretender hacerlo con los gastos, de forma que son las rentas del trabajo las que soportan los ingresos del Estado "y a las que, además, ahora se nos imponen los recortes".

"Contra lo que han venido reiterando, e incluso lo que nos intentaron vender que el Estado del bienestar no se toca y los derechos sociales tampoco, han variado el timón del barco y a partir de ahora, merman las políticas sociales y el gasto social", concluyeron.

Fuera del manifiesto, los sindicatos concluyeron asegurando que "estaremos todos juntos frente a esta locura en la que nos está metiendo este Gobierno".

Agradecimiento y satisfacción

Los responsables regionales de los tres sindicatos convocantes agradecieron a los asistentes su apoyo a la movilización y a la jornada de huelga general, cuyo "seguimiento ha sido alto, pese a lo que digan las administraciones públicas y a unos servicios mínimos abusivos decretados en la mayor parte de ellas".

Los sindicatos señalaron que el seguimiento de la huelga general en el Gobierno de Cantabria ha sido a lo largo del día de un 49%, porcentaje que se incrementó a un 51% en la Administración General del Estado y a un 57% en el sector sanitario.

En Correos y Telégrafos, donde sólo se había convocado a la huelga al personal funcionario, fue secundada según los sindicatos por el 45% de los trabajadores, en justicia por el 56% y en los servicios de transportes afectados por un 72%.

En el sector de enseñanza, el paro fue respaldado por el 64% de los empleados públicos de la Universidad de Cantabria y por el 52% de la docencia no universitaria, mientras que en los ayuntamientos de la región la media superó el 65%.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento