El Arzobispado pide el apoyo empresarial para crear una delegación de la Fundación Centesimus Annus

El arzobispo de Valencia, monseñor Carlos Osoro, se reunió hoy con un grupo de empresarios de la Comunitat para pedirles su apoyo en la creación de la delegación valenciana de la Fundación Centesimus Annus Pro Pontifice, que promociona la divulgación de la doctrina social de la Iglesia entre el mundo empresarial y persigue la captación de fondos para determinados objetivos marcados por la Santa Sede.

Durante su intervención, Osoro mostró su confianza en el mundo empresarial de la autonomía para que se pueda poner en marcha la delegación valenciana de esta fundación creada en la Ciudad del Vaticano en 1993 y poder, de este modo, "promocionar la obra de la Iglesia Católica y promover la recaudación de fondos".

En este sentido, destacó la importancia de la interacción entre el tejido empresarial y la Iglesia, ya que "el desarrollo no sólo hay que entenderlo desde el punto de vista económico, sino integral, abarcando la dimensión espiritual del individuo". Por ello, pidió a los asistentes que le aconsejen y ayuden "en la formación de una opinión sobre algunas cosas" y le señalen "cómo puede ayudar la Iglesia a la sociedad o qué aspectos está descuidando".

"La Iglesia no vive al margen de las realidades y de las situaciones que viven los hombres. Tiene que estar ahí, pero para ello tiene que saber cómo hacerlo", afirmó Osoro, quien añadió que el momento actual "no es fácil, pero es muy bonito para entregarnos a dar soluciones a los problemas".

En su opinión, es importante que en estos días "en que todo el mundo está realizando un esfuerzo para salir adelante" se mantenga el principio de que "el capital más importante es el ser humano".

En el acto de presentación de la iniciativa estuvo presente también el director de la Fundación Centesimus Annus en España, Domingo Sugranyes, quien indicó que esta organización cuenta con grupos en once países y pone a disposición de sus miembros la figura del asistente religioso espiritual.

Según indicó otro de los participantes en el acto, el director del secretariado de Pastoral Social de la Conferencia Episcopal Española, Fernando Fuentes, el próximo 26 de junio tendrá lugar en Málaga un retiro espiritual de los grupos españoles de la Fundación, ubicados en Madrid y Barcelona, al que podría sumarse Valencia si consigue el sustento de los empresarios.

"total apoyo"

Por otra parte, ejercieron como representantes del tejido económico de la Comunitat los empresarios Máximo Caturla, Luis Camana y Pedro Catalá, quienes mostraron su "total apoyo" a la creación de la Fundación y destacaron la necesidad de ejercer como católicos en la situación actual de "crisis de valores" en la que se encuentra la sociedad.

"La Iglesia tiene nuestro total apoyo en la posibilidad de contribuir a la labor de la diócesis y apoyar con nuestras reflexiones sobre una situación tan compleja", apuntó Camana. Asimismo, Caturla indicó que su preocupación "no sólo se cierne al ámbito económico, sino a la crisis de valores en España, donde se ha producido un ataque sistemático a los valores de la familia y a las ideas del humanismo cristiano".

En este sentido, el arzobispo señaló que "la crisis de valores existe", pero que "la mejor manera de responder al ataque sistemático es presentar propuestas alternativas".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento