Martín pone en marcha la última gran obra de saneamiento de agua en las localidades de Cantabria

Afecta a Comillas y Ruiloba, y supondrá una inversión de 12 millones de euros y la construcción de la primera EDAR subterránea regional
Martín en el inicio de las obras
Martín en el inicio de las obras
GOBIERNO CANTABRIA

El consejero de Medio Ambiente, Francisco Martín, acompañado de la alcaldesa de Comillas, María Teresa Nozal y de la directora general de Obras Hidráulicas y Ciclo Integral del Agua, Ana Isabel Ramos, ha asistido hoy al inicio de las obras del saneamiento y depuración de agua en Comillas y Ruiloba, que incluyen la construcción de la primera Estación Depuradora de Aguas Residuales (EDAR) subterránea de la región.

Martín destacó que "por fin" con esta obra se termina el último gran sistema de saneamiento de las poblaciones de Cantabria, y aclaró que el retraso se ha debido principalmente a las dificultades para encontrar un emplazamiento que contentara a todos. En este sentido se mostró muy satisfecho porque se ha llegado a un completo entendimiento entre el Ayuntamiento y la Fundación Comillas, y además se han evitado otros emplazamientos que hubieran hipotecado el futuro de la infraestructura debido a los bombeos y su gasto energético.

El consejero consideró que la espera "ha valido la pena" y que la solución permitirá disponer de unas instalaciones más eficientes y modernas.

Según Martín, el proyecto que se acometerá "era una obligación para Comillas para adaptar su excelencia turística y cultural a un saneamiento del mismo nivel que evite que las aguas residuales se viertan al mar".

Por su parte la alcaldesa de Comillas, María Teresa Nozal, se refirió a la demanda vecinal de esta obra, agradeciendo a la Consejería que haya atendido las peticiones y haya elaborado un proyecto de esta envergadura, con una depuradora "pionera y puntera" que es la primera de carácter subterráneo que hay en el norte de España.EDAR

La construcción de la EDAR pertenece a la primera fase de este proyecto, en el que la Consejería de Medio Ambiente tiene previsto invertir casi 12 millones de euros, más otros 4 millones de euros en concepto de colectores.

Esta estación depuradora realizará el tratamiento de las aguas generadas en el núcleo de Comillas y de otras localidades de su término municipal, como La Rabia, Trasvía, Rubárcena, y algunos núcleos de Valdáliga y San Vicente de la Barquera.

Las obras, que tienen un plazo de ejecución de 28 meses, se iniciarán con la excavación de casi 40.000 metros cúbicos de terreno para llevar a cabo la posterior edificación de la EDAR, que contará con 3.500 metros cuadrados de planta, 1.580 metros cuadrados de viales de acceso y unos 6.520 metros cuadrados de zonas verdes.

La EDAR incorporará un sistema de biofiltración, una tecnología pionera en el norte de España. Además, tendrá capacidad para la reutilización del agua depurada, ya que el sistema de depuración se complementa con un proceso de ultrafiltración que permite alcanzar los límites de calidad para el agua de riego.

La segunda fase de los trabajos proyectados comprende la eliminación de los vertidos de la zona costera, ya que en la actualidad las aguas residuales de Comillas van directamente al mar. Por tanto, se creará una red de saneamiento que transporte las aguas residuales a la nueva EDAR.

Las obras también incluyen la reposición de caminos y terrenos afectados por la construcción de la Estación Depuradora de Aguas Residuales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento