Más de 4.000 funcionarios se manifiestan en Girona contra los recortes salariales

Más de 4.000 personas recorrieron hoy las principales calles de la ciudad de Girona en una manifestación contra los recortes salariales, que duró más de dos horas y pasó por las principales instituciones de la ciudad como la Subdelegación del Gobierno, los juzgados, la Diputación, el Ayuntamiento y la nueva sede de la Generalitat en Girona.

En el manifiesto que se leyó al final de la manifestación, hablaron como portavoces dos trabajadores de la función pública. En primer lugar recordaron que un recorte de este tipo no se aplicaba desde 1950, "en época franquista", y definieron la medida de "injusta y desequilibrada".

También recordaron que este recorte reducirá la capacidad de gasto de los funcionarios y pensionistas "lo que afectará a la economía general y agravará la crisis". Además, criticaron que "se pone en cuestión, de manera grave, la validez y eficacia de los procesos de negociación colectiva en el ámbito de los empleados públicos".

Finalmente, exigieron que la reducción del déficit "la pague quién la ha creado": el mundo financiero, los especuladores, los que viven de renta, los ricos y famosos "que se enriquecen desde sus paraísos fiscales y privilegios sociales". Por todo ello reclamaron un cambio radical con una reforma fiscal y financiera.

Durante la manifestación, que fue acompañada por la banda sonora de los silbatos, los tambores y los petardos, se oyeron diferentes cánticos. Entre los más repetidos: 'La crisis que la apaguen los especuladores', 'Zapatero, Montilla, basta de mentiras', o 'No a los recortes laborales y sociales'.

También pudieron leerse pancartas que rezaban 'No al recorte de pensiones y salarios, Sí a los servicios públicos', 'La gallina de los huevos retiene nuestros sueldos' o 'No al recorte de derechos, sí a los servicios públicos de calidad'.

Entre los manifestantes, había funcionarios de los diferentes organismos públicos, profesores, bomberos, policías y trabajadores de la sanidad pública. Diferentes personas, antes de la lectura de manifiestos, representaron una parodia en la que se mofaban de personajes como el presidente del Gobierno, José Luís Rodríguez Zapatero o la canciller alemana, Angela Merkel.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento