Bush continúa en Alemania su gira de reconciliación por Europa
Reuters Reuters

En la segunda parada de una gira por tres países europeos destinada a dar por cerradas diferencias del pasado por la guerra de Irak, se prevé que Bush selle un acuerdo simbólico con Schroeder para reforzar la eficiencia energética y frenar el calentamiento global.

Las primeras jornadas del viaje de cinco días de Bush se han centrado en gran parte en ensalzar la restablecida armonía transatlántica y en restar importancia a las diferencias sobre Irán, la OTAN y el deseo de Europa de levantar un embargo de armas contra China.

Bush ha discrepado con Schroeder sobre Irak al igual que con otros países europeos y le indignó que el líder alemán basara su campaña de reelección en 2002 en su rechazo a la política estadounidense sobre Irak.

Sin embargo, la fría relación con Schroeder ha mejorado durante el último año, con Bush agradeciendo la ayuda de Alemania en Afganistán y con los dos líderes declarando que tienen una buena relación de trabajo.

Ambos se reunirán y ofrecerán una rueda de prensa en Maguncia antes de que Bush viaje a una base militar de Estados Unidos en Wiesbaden para animar a las tropas. Posteriormente, volará a Bratislava en Eslovaquia para hablar con el presidente ruso, Vladimir Putin, el jueves.

Durante una visita de ocho horas a Alemania, Bush también asistirá a una mesa redonda con 24 'líderes jóvenes' de grupos germano-estadounidenses y visitará el museo de Maguncia del pionero de la imprenta Johannes Gutenberg.

Se prevé que hasta 6.000 manifestantes anti-Bush se concentren en Maguncia con al menos el mismo número de policías pendientes de mantenerles alejados. Alrededor del 77 por ciento de los alemanes creen que la reelección de Bush ha hecho el mundo más peligroso, según un reciente sondeo de la BBC.

El martes Bush obtuvo un compromiso - en su mayor parte simbólico - de la OTAN para participar en la formación de las fuerzas de seguridad iraquíes, incluido el de los países más críticos con el conflicto.

'Europa y América han vuelto a conectar (...). Las relaciones transatlánticas han pasado página', dijo el presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso, durante una rueda de prensa conjunta con Bush.

/Por Steve Holland/