Eso significa que soy fiel, cariñosa y que doy gran confianza a mis amos. Debe ser por eso que están locos conmigo. Bueno, y porque soy muy guapa y elegante, ¿no os parece?

Ahora tengo dos años y medio y me encuentro pletórica. Como a Sara y a Carlos, a mí también me encanta ir al Parque Grande a pasear y a corretear. Como vamos casi todos los días, ya hemos hecho amistad con otros dueños y con otros perros. Estamos encantados, somos ya casi una ‘manada’ de amigos.

La verdad es que estoy muy a gusto en esta pequeña familia que formamos ahora y no me importaría en absoluto que se ampliara con otro miembro canino, porque soy una tía muy enrollada y seguro que me voy a llevar muy bien con el que o la que llegue.