La Hermandad de Begoña considera "fuera de lugar" crear una "polémica superficial" sobre la elección del Obispo

La Hermandad de Begoña consideró hoy "fuera de lugar crear una especie de polémica superficial" sobre la forma de elección del Obispo de Bilbao porque el Código de Derecho Canónigo es "claro" al regular este aspecto.

En un comunicado, se refirió, de esta forma, a la preocupación por "la falta de participación de la iglesia local" en la designación del Obispo de la diócesis de Bilbao mostrada el pasado jueves por un grupo de 677 laicos, religiosos y sacerdotes de Bilbao, que pidió por carta al Nuncio en España, monseñor Renzo Fratini, que se consulte a la comunidad diocesana en el proceso de nombramiento del nuevo obispo de Bilbao.

La Hermandad de Begoña apuntó que "el hecho de que 677 laicos y religiosos quieran ser escuchados no está mal, siempre que respeten con firmeza y fe en Dios las decisiones de los que tienen el deber y la obligación de tomarlas".

No obstante, insistió en que "lo que queda fuera de lugar es crear una especie de polémica superficial sobre algo que ya está legislado". Asimismo, explicó que la designación directa de obispos por parte del Papa es "en la Iglesia de rito latino norma común" de nombramiento, aunque en algunas diócesis centroeuropeas "el Cabildo de la catedral participa de algún modo" en la elección.

"A uno le puede ir más la personalidad de un Obispo u otro", admitió la Hermandad de Begoña, para añadir que "no por eso nos pasamos el día haciendo escritos y haciéndolos públicos, sino más bien llevamos estos temas con profunda prudencia y caridad cristiana".

Además, aseguró que el Código de Derecho Canónigo es "claro" a la hora de regular la designación de obispos, que en la Iglesia de rito latino "corresponde al Papa", que "designa libremente asistido por el Espíritu Santo".

Tras considerar "comprensible" que el Papa recurra a "diversos organismos" para tomar la decisión, porque "es imposible que conozca a todos los sacerdotes con condiciones para ser designados obispos", la Hermandad recordó que en el Código Canónigo que recoge que, cuando se produce una vacante de Obispo, el Nuncio debe proponer a la Santa Sede una terna de nombres, "previa investigación sobre la idoneidad de los candidatos y demás circunstancias que concurran en la diócesis".

Según explicó la Hermandad, para determinar dichas circunstancias, debe preguntar al Arzobispo metropolitano, a los demás obispos de la provincia eclesiástica, al presidente de la Conferencia Episcopal y a algunos "personajes relevantes" de la diócesis, como miembros del Colegio de Consultores y del Cabildo de la Catedral y, "si lo ve conveniente, puede pedir la opinión de clérigos regulares y seculares así como de laicos que destaquen por su sabiduría".

La Hermanad de Begoña consideró necesaria dar a conocer el sistema de designación de obispos para que "no se cree un estado de opinión contrario a nuestra fe, acusándonos de antidemocráticos".

Tras la marcha de Ricardo Blázquez para hacerse cargo del Arzobispado de Valladolid, el obispo auxiliar de Bilbao, Mario Iceta, fue nombrado Administrador Apostólico 'sede vacante' de la Diócesis de Bilbao.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento