Vinaròs inaugura un espacio dedicado al último superviviente español del campo de concentración de Mauthaussen

La Fundació Caixa Vinaròs ha inaugurado un espacio cultural dedicado a Francisco Batiste Baila, vecino de la localidad que fue el último superviviente español del campo de concentración nazi de Mauthausen, para dar a conocer la gran trayectoria vital del vinarocense, que dedicó buena parte del resto de su vida a difundir el horror nazi entre la juventud para evitar que vuelva a producirse.

La Casa Membrillera, ubicada en la calle del Socorro, dedica así desde ahora una de sus estancias a Francisco Batiste Baila, que ejerció de guía del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, cuando éste visitó el campo de exterminio con motivo del 60 aniversario de su liberación.

Así, permitirá conocer mejor su figura a través de documentos y objetos personales, junto con textos como su famoso libro 'El sol se extinguió en Mauthausen', reunidos ahora en un reducido espacio cargado de simbolismo e historia.

La muestra prenta asimismo el original de la carta de expatriado y un detallado mapa que traza el recorrido que Batiste realizó en su vida, marcado por los años que vivió en el infierno nazi.

El presidente de Caixa Vinaròs, Manuel Molinos, alabó durante el acto de inauguración de la exposición la labor realizada por el ya desparecido vinarocense a la hora de difundir sus vivencias "para que no vuelvan a pasar hechos tan dramáticos".

Por su parte, la responsable de la asociación Amikal Mauthausen, Rosa Torán, impartió una conferencia en la que destacó la iniciativa como "un acto de generosidad de la Caixa y su familia, como lo fue todo lo que hizo Paco a lo largo de su vida".

Recordó también algunos episodios de la vida de Batiste, paralelos a los que vivieron muchos de los republicanos españoles que fueron sometidos por los alemanes.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento