La nueva Ronda Exterior Sur de Valladolid asumirá un tráfico diario de unos 30.000 vehículos

La nueva Ronda Exterior Sur de Valladolid, inaugurada hoy por el ministro de Fomento, José Blanco, y por el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, asumirá un tráfico diario de entre 25.000 y 30.000 vehículos.
Blanco corta la cinta en la inauguración de la Ronda Exterior Sur de Valladolid
Blanco corta la cinta en la inauguración de la Ronda Exterior Sur de Valladolid
SUBDELEGACIÓN GOB VA

De esta manera, la capital vallisoletana cuenta desde hoy con una nueva infraestructura que permitirá conectar la Autovía de Castilla (A-62) y la de Pinares o de Segovia (A-601), tras una inversión de 60 millones de euros aportados por el Gobierno de España.

Al respecto, el presidente indicó que es una "buena noticia" la puesta en marcha de una infraestructura que dará servicio al tráfico "cada vez más fluido" procedente de los municipios del área metropolitana.

De hecho, según los técnicos, unos 25.000 ó 30.000 vehículos pasarán cada día por la nueva ronda que facilitará "el tráfico urbano" y conectará dos símbolos de la colaboración entre administraciones: la Autovía de Pinares, construida con un "esfuerzo importante" por la Junta, y la de Castilla, de titularidad nacional.

Por su parte, el ministro de Fomento incidió en que la nueva vía es "rápida y segura" y "muy importante" puesto que permitirá "descongestionar" la ronda interior y se verá completada con el siguiente tramo que permitirá unir las autovías del Duero y de Castilla.

El tramo de 6,6 kilómetros, que hoy se abre al tráfico, permite la conexión en autovía de la CL-601 con la Autovía de Castilla, A-62. La obra ha supuesto una inversión de 60 millones de euros, de los que cinco millones se han dedicado a la reposición de servicios como abastecimiento, saneamiento, gas, telefonía, electricidad y conducciones de fibra óptica.

Doce viaductos y tres acueductos

Además, también se han construido doce viaductos y tres acueductos para permitir la continuidad de los corredores que atraviesan la autovía que está prevista para una velocidad de proyecto de 100 kilómetros por hora.

El tronco de este nuevo tramo de autovía dispone de dos calzadas separadas entre sí por una mediana de diez metros, cada una de las cuales consta de dos carriles de 3,50, con un arcén interior de un metro y otro exterior de 2,5, flanqueados por bermas de un metro a cada lado, en ambas calzadas.

Debido a que la rasante de la Ronda transcurre en trinchera, por debajo del nivel freático, entre el origen y el punto kilométrico 5,950, para evitar el acceso del agua, se han construido un total de 45.250 metros cuadrados de pantallas plásticas, empotradas en las arcillas miocenas impermeables.

En el inicio de la obra, a la salida de los ramales del enlace con la carretera de Segovia y la carretera N-601 de Madrid a Valladolid, se han ampliado a tres carriles las calzadas existentes y se ha modificado el enlace con la mencionada CN-601 a otro de tipo trébol.

Para garantizar la continuidad de los diversos corredores que atraviesan la autovía se han construido doce viaductos, tres acueductos y un cajón hincado para permitir el paso del ferrocarril.

Asimismo, se han construido enlaces con la CL-610 a Medina del Campo, el Camino Viejo de Simancas, la Avenida de Salamanca y con la A-62; el enlace con la CN-601 a Madrid por Olmedo se ha completado para permitir todos los movimientos.

Por su parte, el Río Pisuerga se salva mediante dos viaductos paralelos de 180 metros con luces máximas de 100 metros. Además, el arroyo Espanta, la acequia Arcas Reales y acequia de Valladolid se les da continuidad mediante sendos acueductos.

Dado el carácter urbano de la obra, han tenido especial importancia las reposiciones de servicios existentes como abastecimiento, saneamiento, gas, telefonía, electricidad, conducciones de fibra óptica, para lo que se ha invertido un total de 5.029.496 euros.

Durante la ejecución de las obras se han llevado a cabo varias actuaciones medioambientales, como son la extensión de tierra vegetal en taludes, mediana e isletas, colocación de manta orgánica en taludes de desmonte, plantaciones e hidrosiembras, protección del sistema hidrológico, de la fauna, protección acústica, con la colocación de pantallas antirruido de hormigón fonoabsorbente y metacrilato en las zonas urbanas, además de la protección del patrimonio arqueológico. El importe de las actuaciones medioambientales asciende a 2.123.524 euros

Mostrar comentarios

Códigos Descuento