BP logra instalar la campana metálica sobre la fuga y Obama visita la zona otra vez

  • Aún es pronto para saber si se detendrá definitivamente el escape.
  • El petróleo se derrama el el golfo de Mexico desde hace más de un mes.
  • El presidente Obama realiza este viernes su tercera visita a la zona.
Un pelícano cubierto de petróleo en Queen Bess Island, costa de Grand Isle, Luisiana (EE UU)
Un pelícano cubierto de petróleo en Queen Bess Island, costa de Grand Isle, Luisiana (EE UU)
Gobernador Boby Jindal / EFE

El Servicio de Guardacostas de Estados Unidos confirmó este jueves (madrugada del viernes en España) que la petrolera británica BP ha instalado una campana metálica sobre la fuga por la que se derrama el petróleo en aguas del golfo de México, si bien advirtió que aún es pronto para saber si con esta maniobra se detendrá definitivamente el escape.

"La colocación de la campana metálica es otro paso adelante en este último intento de BP de contener el vertido. Sin embargo, habrá de pasar algo de tiempo hasta que podamos confirmar que esta técnica funciona e incluso sirve para paliar los efectos medioambientales del escape", afirmó en un comunicado recogido por CNN el almirante de los guardacostas Thad Allen, el hombre encargado de coordinar los esfuerzos del Gobierno estadounidense en la gestión de esta crisis.

Allen afirma en el comunicado que aún en el caso de que este nuevo esfuerzo de BP funcione se trata de un arreglo "parcial y temporal", por lo que anunció que continuarán las operaciones de contención del vertido "bajo las aguas, en la superficie y a lo largo de toda la preciosa costa del golfo (de México)".

Este comunicado ha sido difundido poco después de que BP anunciara la colocación de la campana sobre el punto de fuga, por donde se derrama petróleo desde hace más de un mes, cuando a finales de abril se produjera el colapso de la plataforma petrolífera de la compañía británica que ha provocado el peor desastre ecológico de la historia de Estados Unidos.

Por otro lado, el presidente estadounidense Barack Obama tiene previsto desplazarse este viernes a la costa de Luisiana, el estado más afectado por el vertido, para supervisar las tareas de lucha contra el derrame y limpieza de la marea negra. Será su tercer viaje a la región. En una entrevista concedida al programa de la cadena CNN Larry King Live, Obama, aseguró estar "furioso con toda esta situación".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento