La crisis empuja a más españoles a irse a trabajar fuera de España

  • El perfil es el de un joven de 25 a 35 años sin cargas familiares.
  • En los dos últimos años, 118.145 personas se han marchado con ese fin.
  • La situación del empleo en España, la principal causa de la migración.
Imagen de la ciudad de Nueva York.
Imagen de la ciudad de Nueva York.
Archivo

El número de demandantes de empleo para trabajar fuera de España se ha duplicado en los últimos dos años, coincidiendo con la recesión económica, según los datos del Departamento de Movilidad Internacional del Grupo Adecco.

A día de hoy, un 50% dejaría España por un sueldo igual o, incluso, menor que el que recibe en casa. Desde abril de 2008 (inicio aproximado de la crisis) hasta el pasado mes de abril de 2010, el número de españoles residentes en el extranjero se ha incrementado en 118.145 personas, según los datos del Censo Electoral de Españoles Residentes en el Extranjero.

Por comunidades autónomas, Canarias, Baleares y La Rioja son las que han experimentado un mayor incremento de expatriados a otros países, del 18,8%, 16,4% y 14,6% respectivamente, mientras que Castilla La Mancha, Ceuta y Extremadura, figurarían como las que menos fuga de trabajadores han registrado, del 3,2%, 3,6% y 3,8%, respectivamente.

La situación del mercado laboral español y el incremento del paro se plantean como los motivos principales del cambio.

Por otro lado, EE UU y la mayor parte de los países europeos poseen ofertas más competitivas y atractivas que las españolas, tanto desde un punto de vista profesional como económico, lo que hace que muchos trabajadores se sientan más valorados en el extranjero.

Otra causa del aumento de expatriados se encuentra en la disminución de barreras formativas dentro de la Unión Europea, principalmente en lo que se refiere a la homologación de diplomas y libre circulación de estudiantes y trabajadores.

Una oportunidad para aprender

Las personas que se sienten más atraídas por la idea de trabajar en el extranjero responden a un perfil claro, según Adecco: fundamentalmente hombres, cuyas prioridades laborales son la responsabilidad de su puesto, la autonomía profesional y la perspectiva de hacer carrera en la compañía en cuestión.

Estas motivaciones difieren si se habla de la población femenina. Por lo general, ellas buscan un buen ambiente laboral y flexibilidad de horarios, este último un dato muy clarificador teniendo en cuenta que las políticas de conciliación familiar en gran parte de Europa tienen mayor peso que en España.

En cualquier caso, e independientemente de sus motivaciones personales, tanto hombres como mujeres coinciden en que se trata de una oportunidad idónea de aprender un idioma o vivir una experiencia diferente en otro país.

En cuanto a la edad, los datos perfilan a un joven cuya edad oscila entre los 25 y los 35 años y que aún no tiene responsabilidades familiares. Generalmente cuenta con una formación altamente cualificada, que responde a lo que los sociólogos denominan “emigración selectiva” o “fuga de cerebros”.

Los sectores más demandados para trabajar fuera también han cambiado como consecuencia de la crisis. Antes los puestos de trabajo que más cubrían los españoles en el extranjero estaban relacionados con la investigación, la medicina y la biología. En la actualidad, esta lista se ha ampliado e incluye a ingenieros, arquitectos e informáticos, que han perdido su empleo o consideran que su trabajo será más valorado fuera de España.

Un 50% de los profesionales elige el continente europeo. Tradicionalmente, los países más buscados han sido Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Italia, Alemania y Portugal.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento