Entierro de los cooperantes en Estambul
Los ataúdes de dos de los activistas pasan de mano en mano mientras alrededor de 15.000 personas se concentran  en los alrededores de la mezquita de Fatih en Estambul (Turquía). Tolga Bozoglu / EFE

Alrededor de 15.000 personas se concentraron este jueves en los alrededores de la mezquita de Fatih, en Estambul, para asistir a la ceremonia fúnebre por los nueve activistas turcos que perdieron la vida en el asalto del ejército israelí a la Flotilla de la Libertad.

Los féretros estaban cubiertos con banderas turcas y palestinasLa ceremonia se desarrolló dentro de la mezquita con los nueve féretros cubiertos con banderas turcas y palestinas, pero a los cientos de personas que siguieron la ceremonia en el templo se sumaron miles de personas en el exterior en un respetuosos silencio, informaron los medios turcos.

Una vez terminada la ceremonia parte de los congregados lanzaron consignas como "abajo Israel" y gritos de "Alá es grande".

Dos de los muertos serán enterrados en Estambul este jueves, mientras que los demás restos mortales serán trasladados a sus localidades de procedencia para darles sepultura.

Los nueve murieron por disparos de bala: cuatro de ellos presentaban heridas por arma de fuego en la cabeza y uno en el pecho, incluso a corta distancia, según forenses citados por el canal NTV.

Uno de los fallecidos tiene doble nacionalidad turco-estadounidenseEntre los fallecidos destaca un joven de 19 años con doble nacionalidad turco-estadounidense que será enterrado en la localidad anatólica de Kayseri.



El fiscal general de Ankara comenzó también este jueves a interrogar a algunos de los heridos que están ingresados en el hospital Atatürk de la capital turca y prevé abrir una causa contra los israelíes responsables de los muertos y los heridos en el incidente.

El primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, reiteró también que Turquía tratará de presentar cargos contra todos los responsables israelíes del asalto a la flotilla.

Tres activistas desaparecidos

La ONG turca Fundación de Ayuda Humanitaria (IHH), uno de los organizadores de la flotilla, denunció que tres activistas que tomaron parte en el viaje están desaparecidos y que podrían haber muerto.

El presidente de IHH, Bulent Yildririm, que estaba a bordo del 'Mavi Marmara', denunció también que los doctores que viajaban en la nave entregaron a Israel a 38 heridos, pero éstos sólo repatriaron a 21.