El secretario de Organización del PSdeG, Pablo García, avanzó hoy que los servicios jurídicos de su partido están trabajando para presentar, "entre mañana y pasado", una querella contra el PPdeG y su portavoz, Antonio Rodríguez Miranda, por las "acusaciones rotundamente falsas" sobre "financiación ilegal". "Ante una infamia de tal magnitud, sólo cabe una respuesta judicial", sentenció.

Esta reacción llega después de que Miranda denunciase la existencia de una supuesta trama "dirigida" por García con "una red de asociaciones fantasma" vinculadas con el PSdeG y Unións Agrarias (UU.AA.) que "pudieron sacar por la puerta de atrás" más de 645.000 euros en 2006 para "pagar agentes electorales, gastos de campaña del PSOE y ahorrarle nóminas".

Ante estas acusaciones sobre supuesto desvío de ayudas públicas en beneficio de los socialistas, el también senador Pablo García replicó, en rueda de prensa, que son "una nueva fantasía" de Rodríguez Miranda "el fantástico", al que atribuyó la confección de esta "lista de Schindler". "Tendrá que explicarlas ante el juez", concluyó.

Tras desmentir "rotundamente" la existencia de ninguna trama urdida para hacer "ningún tipo de maquiavelismo político", el ex secretario de Organización de UU.AA. explicó que el sindicato ofrece asesoramiento a "muchísimas asociaciones", a las que no pide "afiliación política". En este punto, aclaró que las subvenciones de la Consellería de Traballo estaban destinadas a la contratación de personal "a través del INEM" y afirmó que estas personas "nunca trabajaron para el PSdeG".

De hecho, puso de manifiesto que muchas de las asociaciones apuntadas por el número tres del PPdeG "siguen recibiendo ayudas" del actual Gobierno autonómico, por lo que se preguntó "si la Xunta del PP está financiando al PSdeG a través de UU.AA.". "Es descabellado", incidió, no sin preguntarse si las citadas entidades "van a dejar de recibir" ayudas del Ejecutivo gallego por haber sido "fundadas" por socialistas.

Asociaciones "fantasma"

En este escenario, una vez desmentida también la existencia de "asociaciones fantasma" dado que muchas de ellas fueron creadas antes de la llegada del bipartito a la Xunta, García sostuvo que "el único delito" que se ha cometido es su ascenso al número tres del PSdeG tras su paso por el sindicato agrario y "aparecer en un listado" de subvenciones a asociaciones que Rodríguez Miranda ha decidido "meter en Google para ver quiénes son sus fundadores".

"El único fantasma que hay es Miranda", espetó, tras recriminar al jefe de filas del PPdeG y presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que utilice a su portavoz para "sacar listados".

Frente a las acusaciones de haber contratado a 47 personas en 28 organizaciones para trabajar para el PSdeG con fondos del departamento autonómico entonces liderado por Ricardo Varela, Pablo García arguyó que se beneficiaron de este plan "unas 6.500 personas" de entidades "de toda índole". "¿Qué tiene el PP contra las asociaciones agrarias?", inquirió.

Finalmente, atribuyó esta denuncia hecha pública hoy por el PPdeG a "la estrategia de siempre" de los populares "cada vez que aparece una nueva corruptela o un chanchullo". "Ponen el ventilador", reprobó, para aludir a que el ex concejal del PP de Gondomar (Pontevedra) José Luis Mosquera "confesó hoy ante el juez que cobró 540.000 euros para financiar al PP y la campaña de Louzán".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.