La policía estableció un dispositivo hace unos meses con motivo del aumento de robos con fuerza en apartamentos de las marinas y en casas de campo de Dénia. Todos los delitos tenían en común que los autores, supuestamente, se llevaban objetos para venderlos en los mercadillos que se instalan los fines de semana en diferentes pueblos de la comarca.

Las detenciones se llevaron a cabo a la 23.45 horas del jueves, cuando un patrulla de Seguridad Ciudadana observó un vehículo parado con las luces apagadas en el kilómetro 2,5 del camino viejo de Gandia. En el interior del coche había dos individuos indocumentados de nacionalidad rumana, que manifestaron a los agentes que se encontraban en el lugar porque venían de pescar, e iban a mirar el aceite del motor.

Ambos fueron trasladados a Comisaría para ser identificados, y una vez finalizados los tramites de identificación, los agentes establecieron una vigilancia discreta para conocer las intenciones de estos individuos, que volvieron al lugar donde habían sido identificados.

En ese momento, uno de ellos saltó un muro y el otro rompió una valla metálica que protegía un recinto, con el fin de tratar de sacar del interior a un tercer individuo que se encontraba herido. En ese momento, los policías, que habían observado la maniobra, procedieron a su detención.

Posteriormente, se pudo comprobar que cuando fueron identificados la primera vez, el individuo herido, que se encontraba encaramado en el muro, saltó al interior de la finca cuando se percató de la presencia policial y se rompió el pie.

La Policía intervino en dos registros domiciliarios en Dénia gran cantidad de objetos y efectos procedentes de robos en apartamentos y casas de campo. Los detenidos, de 35, 37 y 44 años, pasaron a disposición judicial.

Consulta aquí más noticias de Alicante.