El Gobierno vasco anunció hoy que se ha alcanzado un acuerdo de bases "suficiente", pero no "total" con el PNV en relación al Plan de Convivencia Democrática y de Deslegitimación de la Violencia, que presentará el lehendakari el próximo 8 de junio. En función de este proyecto, serán "los criterios pedagógicos y la autonomía de los centros los que regularán cómo y cuándo se tengan los testimonios de las víctimas, de forma virtual o física".

El anuncio fue realizado por la consejera de Educación, Isabel Celaá, en una comparecencia celebrada en Bilbao junto a los integrantes de la comisión negociadora socialista, después de que esta mañana mantuvieran con el PNV la última reunión del proceso de negociación para reformular el Plan de Educación para la Paz. El Ejecutivo López mantiene su intención de aplicar nuevo Plan de Convivencia durante el próximo curso escolar.

A juicio de la consejera, el acuerdo alcanzado es "suficiente", por lo que se ha obtenido una "satisfacción razonable" tras un diálogo "intenso y franco". No obstante, señaló que esto no quiere decir que cada grupo parlamentario que respalde ese acuerdo no conserve "acentos propios" que quiera subrayar en el debate parlamentario.

Tras destacar que este Plan cuenta con mayor respaldo que el del anterior gobierno autonómico, anunció que será presentado por el lehendakari, Patxi López, el 8 de junio, tras el Consejo de Gobierno, y el día 11 será trasladado al Parlamento vasco.

En relación al testimonio de las víctimas en las aulas, según explicó la consejera, se considera un recurso pedagógico "valioso" y "los criterios pedagógicos y la autonomía de los centros serán los que regularán cómo y cuándo se tengan los testimonios de las víctimas, de forma virtual o física".

Celaá indicó que el Gobierno actuó con flexibilidad en la negociación, compatible con la "firmeza" en los planteamientos referidos a la centralidad de las víctimas y a la consecución de una convivencia centrada en valores democráticos.

El nuevo texto refundido incluye, según explicó, la bases del Plan de convivencia democrática y convivencia democrática, los principios rectores del Gobierno vasco; las bases que se incluían en el Plan de educación para la Paz 20118-2011; las aportaciones realizadas por 18 entidades y colectivos (partidos políticos, asociaciones de derechos humanos, colectivos pacifistas, asociaciones de víctimas, Consejo Escolar de Euskadi, etc) que se añaden al primer borrador presentado por el Gobierno; así como las acciones que se mantienen del plan anterior de paz y derechos humanos y las acciones nuevas. Ocho se mantienen, 28 se reformulan y el resto son acciones nuevas.

El testimonio de las víctimas es considerado, según el texto, un "recurso pedagógico valioso" y vendrá regido por "criterios pedagógicos y de pluralidad, y será administrado en el ejercicio de la autonomía de los centros. "Así lo reclamaba el Consejo Escolar de Euskadi y así lo incorporamos al Plan, antes de iniciar la negociación con el PNV", aseveró al consejera.

Esto no significa que el Gobierno agote el diálogo y desestime incrementar el acuerdo, ya que mostrará el acuerdo a otros grupos parlamentarios de la Cámara para que cuando el lehendakari lo presente el 8 de junio, tras la aprobación en Consejo de Gobierno, lleve un plan que tenga el acuerdo más amplio que se pueda alcanzar "dentro del respeto a las diferencias ideológicas de cada partido", indicó.

Por su parte, el portavoz del PSE-EE, José Antonio Pastor, destacó el dialogo "intenso y franco" que permitió un acuerdo de bases en torno al Plan de Convivencia, gracias a la "buena voluntad y sentido de país" del Partido Socialista y del PNV.

Tras destacar que el Gobierno vasco no tiene intención de "adoctrinar" a los escolares y tampoco de hacer "tabla rasa" de lo "positivo" del plan anterior, manifestó que, según pidió el PNV, se ha hecho un texto refundido y se ha logrado "el mayor consenso posible", al tiempo que negó haber actuado "al dictado de nadie, sino con los propios principios del Gobierno vasco".

Entre los principales aspectos del Plan de Convivencia, Pastor destacó que recoge "lo que había de positivo en la Plan anterior, en lo referente a la educación en defensa de los derechos humanos", y señaló que los socialistas vascos no tenían "ningún problema con lo que decía el plan anterior, sino con lo que no decía, o no suficientemente, y eso ha quedado complementado en este documento".

También agradeció el "compromiso" mostrado por el PP en el proceso de negociación y reiteró que el Gobierno no ha actuado "sometido al marcaje" del PNV o PP, y tampoco ha actuado con la idea de practicar ningún tipo de "frentismo".

Entre las reclamaciones atendidas del PNV, Celaá recordó la petición de un texto refundido, también del Consejo Escolar de Euskadi, que fuera de conocimiento para toda la comunidad educativa, lo que "era coincidente con la pretensión del Gobierno; procurar que cuando se hable de la defensa de las instituciones democráticas no se haga política de opción partidaria, sin que ello quiera decir que no se pueden defender fórmulas alternativas, siempre que ello se haga de manera pacífica y democrática".

"También hicieron énfasis en la definición de deslegitimación del terrorismo, hay un párrafo completo que asume la definición hecha por alguna de las entidades sociales consultadas. No ha habido ningún inconveniente en la definición de este término", añadió.

Recurso valioso

También resaltó que "se ha hecho énfasis en afirmar que el testimonio de las víctimas ha de ser percibido en la educación como un recurso al servicio del proyecto educativo". "Queda acuñado como un recurso pedagógico valioso al servicio del aprendizaje, dentro del cual está el alumno. Los criterios pedagógicos regirán esos testimonios y será el ejercicio de la autonomía de los centros, cómo se tiene que tener un testimonio de víctimas virtual o físico, en función de conseguir los mejores resultados para el alumno", explicó.

Respecto a la definición de víctimas que hace el futuro Plan, Pastor recordó que es "exactamente la misma" que la que hace la Ley de reparación de víctimas, que habla de víctimas de ETA, del GAL, de la Triple A y del Batallón Vasco-Español. "Todas ellas tienen la consideración según la Ley de víctimas del terrorismo y a eso se refiere el documento cuando habla de las mismas", concluyó.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.