La Audiencia de Valladolid condenó a una pena de seis años de prisión al colombiano Carlos Antonio T.M. tras considerar probado que, junto con otras dos personas, se dedicaba a traficar con droga en el verano de 2009 en el vallisoletano barrio de Parquesol.

La pena finalmente impuesta es un año inferior a la que había sido solicitada por el Ministerio Fiscal y en ella se aplica a Carlos Antonio T.M. la agravante de reincidencia, ya que había sido condenado anteriormente por hechos de la misma naturaleza, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas.

Esta misma Sala ya juzgo el pasado mes de marzo por estos mismos hechos a sus cómplices, Josué C.O. y Elkin de J.Z.L, condenados a penas de 4 y 2 años, respectivamente, y, por el mismo orden, al pago de multas por importe de 1.834 y 917 euros, si bien en aquella ocasión el ahora condenado, Carlos Antonio T.M, no pudo compartir banquillo con ellos debido a que por aquel entonces se encontraba ingresado en un hospital tras haber sido sometido a una operación de riñón.

Las investigaciones se iniciaron en el marco de la operación 'Norte' al tener conocimiento de que Carlos Antonio T.M. y Josué C.O, que residían en la calle Eusebio González Suárez del barrio vallisoletano de Parquesol, habían establecido un punto de venta de cocaína, según informaron algunos vecinos al observar el excesivo tránsito de personas a dicho domicilio, algo que fue constatado por los agentes posteriormente.

Estas pesquisas comenzaron a principios del verano de 2009 y culminaron el día 21 de agosto de ese año cuando los agentes detectaron la llegada en su automóvil de Elkin de J.Z.L, acompañado de otra persona no identificada, al domicilio investigado con el fin de proveerse de droga para luego distribuirla.

Una vez fuera del domicilio, Elkin y su acompañante se dirigieron en su turismo hasta la Estación del Norte y allí fue interceptado el primero de ellos, ya que el segundo consiguió desaparecer entre la gran afluencia de público en la estación ferroviaria.

Tras un "exhaustivo" registro del vehículo que conducía se intervino, oculto en la carcasa del volante, un envoltorio con 47 gramos de cocaína que había sido adquirida en el domicilio de Parquesol, por lo que se procedió a la detención inmediata de Elkin.

Un piso de 'SEGURIDAD'.

Poco después de llevarse a cabo esta detención, se comprobó la salida "apresurada" de dos hombres del domicilio de Eusebio González Suárez, posiblemente alertados por el individuo que había logrado darse a la fuga y que se trasladaron a un piso "de seguridad", ubicado en la calle Ciudad de la Habana, en el mismo barrio vallisoletano.

Los agentes procedieron entonces, con la correspondiente autorización judicial, al registro de ambos domicilios, donde se intervinieron efectos para la manipulación y comercialización de la droga, más de 1.000 euros en efectivo, diversa documentación, un vehículo y dos teléfonos móviles.

Allí se procedió a la detención de Carlos Antonio T.M. y Josué C.E. Se da la circunstancia de que el primero, considerado "muy peligroso" por los agentes, se encontraba en paradero desconocido desde hacía más de un año para eludir el cumplimiento de una condena de cuatro años que tenía pendiente por el mismo delito también en Valladolid.

El segundo de los detenidos, Josué C.E, también estaba buscado por orden de un Juzgado de Valladolid para responder por otro delito de tráfico de drogas, motivo por el que fue detenido en esta ciudad en 2007.

Fuentes policiales consideran que los detenidos conformaban un clan de distribución de droga a un nivel superior al de "menudeo", ya que se cree que eran proveedores de otros traficantes que distribuían la droga por bares y clubes de Valladolid.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.