Según indicó en un comunicado la edil de Medio Ambiente del Ayuntamiento portuense, Blanca Merino, sobre las 14,20 horas del pasado sábado, dos personas montadas a caballo recorrieron las citadas playas "sin ningún tipo de escrúpulos ni remordimiento".

Asimismo, manifestó que "esta pareja de caballistas, desafiando a todos los usuarios que se encontraban a esa hora en dichas playas del litoral portuense y mostrando una actitud incívica y sumamente peligrosa", incumplieron el Bando de Playas, que impide la entrada o acceso a los animales, vulneraron "de forma consciente" la Ordenanza de tenencia de animales y pusieron en riesgo la seguridad de los niños y mayores que estaban disfrutando de una jornada playera.

Además, según la edil portuense, "no sólo conformes con invadir un espacio público, se regodearon recorriendo la rampa de minusválidos recién instalada en la playa de La Puntilla provocando evidentes destrozos en las lamas de madera a cada paso de sus caballos".

En este sentido, la concejal de Medio Ambiente aseveró que fue un hecho del que "fueron conscientes, ya que fueron abucheados y advertidos por cientos de personas que estaban en la playa en ese momento y que repudiaron públicamente su actitud, ya que no daban crédito a la situación que estaban provocando de forma intencionada".

Asimismo, Merino afirmó que fueron perseguidos por la Policía Local y los Forestales que se personaron de forma inmediata en la zona, dándose a la fuga por el pinar de las Dunas de San Antón y burlando la persecución policial. Por ello, la edil, que fue testigo de los hechos al encontrarse en la playa supervisando los servicios para minusválidos, solicitó a cualquier persona que pueda identificarlos, que se pongan en contacto con la Policía Local de El Puerto para denunciar su identidad y que "paguen por las infracciones cometidas y por su actitud temeraria".

Consulta aquí más noticias de Cádiz.