Las familias gallegas que se beneficien del sistema de ayudas de la Xunta para la adquisición de libros de texto, cuyo plazo de solicitud se inicia mañana, utilizarán vales para adquirir el material escolar en lugar de adelantar el dinero previamente, como sí se requería en el curso 2009-2010.

Con este cambio y según señaló la Consellería de Educación e Ordenación Universitaria, se pretende poner de manifiesto el "firme y decidido apoyo a las familias que están pasando por mayores dificultades económicas".

A partir de mañana, las familias con alumnado de 1º, 2º, 5º y 6º de primaria y educación especial podrán solicitar las ayudas para la adquisición de libros de texto y material escolar en los centros educativos de titularidad pública.

Tras la presentación del formulario por parte de los padres —uno por hijo—, los centros podrán recuperar los datos del solicitante a través de su NIF y utilizando una aplicación informática, con el fin de "agilizar" el procedimiento. "Simplifica considerablemente el trabajo de los centros educativos", considera la Xunta.

A partir de ahí, el propio centro entregará los vales a los progenitores, con los que podrán adquirir los libros y el material escolar en el correspondiente establecimiento, a la libre elección de los padres y por el importe que figura en el documento.

Finalmente, dichos comercios entregarán las facturas en la Xefatura Territorial da Consellería de Educación de su provincia para. De este modo, se reducirán "considerablemente el número de transferencias bancarias que tiene que hacer" el departamento autonómico.

Las mismas cuantías

Las ayudas serán de 180 euros para familias con ingresos de hasta 5.400 euros anuales por persona en el hogar y de 104 euros en aquellas con ingresos de entre 5.400 y 9.000 euros por persona.

En el caso de las familias monoparentales, habrá ayudas de 180 euros para aquellas con ingresos de hasta 6.000 euros anuales por persona en el hogar; y de 104 euros para familias con ingresos de entre 6.000 y 9.000 euros por persona.

Además e independientemente de los ingresos familiares, la ayuda será de 250 euros para el alumnado de Educación Especial que se beneficie de la convocatoria.

Para realizar los cálculos, se deben agregar las rentas de cada uno de los miembros de la familia que obtengan ingresos, teniendo en cuenta el ejercicio fiscal de 2008, para después dividir el resultado entre el número de miembros computables de la unidad familiar —padre, madre, alumno y hermanos—. Además, computarán por dos los miembros de la unidad familiar que tengan alguna discapacidad que alcance o supere el 33 por ciento.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.