El presidente de la DPH, Antonio Cosculluela, y el alcalde de Sabiñánigo, Jesús Lasierra, han visitado esta actuación, así como otras financiadas por la Institución provincial, como las aceras de la avenida del Ejército de Sabiñánigo, ha informado esta última en un comunicado.

Las obras en Castiello de Guarga han consistido en acondicionamiento del firme, ubicación de varios pasos de evacuación de aguas y colocación de salvacunetas a las entradas a fincas y caminos.

El representante municipal de Castiello de Guarga, César Ramón, ha destacado la relevancia que tiene la mejora de estos accesos ya que "el mal estado que presentaba con anterioridad dificultaba en ocasiones, sobre todo según las condiciones climatológicas, el recorrido por esta vía".

El presidente de la DPH ha subrayado el papel de esta Institución para atender las necesidades de todos los núcleos de la provincia, sobre todo los más pequeños, como Castiello de Guarga, y ha recordado que en ocasiones los ayuntamientos carecen de recursos económicos y humanos suficientes para dar respuesta a todas las demandas. En este sentido, el alcalde de Sabiñánigo ha recordado la extensión de su municipio, del cual dependen 53 núcleos.

Antes de visitar Castiello de Guarga, Cosculluela y Lasierra han recorrido la avenida del Ejército de Sabiñánigo cuyas aceras se han remodelado gracias a un proyecto cofinanciado entre la DPH y el Ayuntamiento de Sabiñánigo. En la visita ha participado también el concejal de Urbanismo y Obras del Ayuntamiento de Sabiñánigo, Rubén Villacampa.

El presupuesto ha sido de 170.000 euros y entre las actuaciones que se han llevado a cabo figuran la sustitución del pavimento en mal estado, la adaptación de las rasantes a las entradas de las viviendas y locales, además de la renovación de los servicios urbanos existentes como alumbrado público o conexiones de alcantarillado, entre otras obras.

Reformas en el salón de plenos

La visita a Sabiñánigo ha comenzado en el Ayuntamiento del municipio. Allí, el alcalde ha explicado a Cosculluela la necesidad de remodelar el Salón de Plenos, que lleva más de 25 años sin reformarse.

Este espacio debe adaptarse a las nuevas necesidades surgidas, como es el hecho del aumento de concejales a partir de las próximas elecciones, dado el incremento poblacional de Sabiñánigo implicará que la corporación provincial pase de 13 a 17 concejales.

El presupuesto del proyecto es de unos 35.000 euros, con los que se quiere realizar una pequeña ampliación del salón, además de mejorar la iluminación y renovar el mobiliario y los equipos más obsoletos.

Consulta aquí más noticias de Huesca.