Según informó hoy la Guardia Civil en un comunicado, los hechos ocurrieron el 18 de junio de 2009, cuando en un centro escolar de la Ribera navarra se recibió una llamada telefónica amenazando de la colocación de un artefacto explosivo en las instalaciones.

Acto seguido, los agentes de la Guardia Civil de Navarra establecieron el protocolo de actuación determinado para este tipo de amenazas y comprobaron que era falsa la existencia de una bomba en el centro.

Una vez comprobados los hechos, agentes de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Estella iniciaron una investigación tendente a la localización y detención de la persona que había realizado la llamada, dando como resultado la detención de J.L.D.D., varón de 29 años, como presunto autor de un delito de desórdenes públicos.

El detenido una vez instruidas las diligencias policiales correspondientes fue puesto a disposición de la Autoridad Judicial competente.

Consulta aquí más noticias de Navarra.