El propietario del 20 por ciento de la planta hotelera de las Pitiusas fue arrestado el viernes junto a su hijo, que quedó en libertad ayer a la espera de que sea citado próximamente por el Magistrado.

El titular del juzgado de instrucción número cuatro aceptó esa prórroga para que el ministerio público pueda recabar más documentación en las sedes del grupo playa sol. El fiscal anticorrupción, Pedro Horrach, señaló hoy que "sí hemos solicitado una prórroga de 72 horas".

A su salida de los juzgados, el abogado de Ferré, Gabriel Garcías, evitó hablar aunque sí explicó que "la declaración no se hará previsiblemente hoy, quizás mañana".

Ferré abandonó los juzgados custodiado por la policía que lo introdujo en un coche, al que siguió otro vehículo en el que iban los fiscales anticorrupción y también la secretaria judicial.

El empresario salía esta mañana de la Policlínica del Rosario en la que estaba ingresado desde el sábado para acudir a los juzgados. Ferré padece del corazón desde hace años y aunque no se ha querido desvelar el motivo de su ingreso, todo hace indicar que estaría relacionado con su dolencia.

Este procedimiento está abierto en el Juzgado de Instrucción número 4 de Eivissa a raíz de una querella presentada por la Fiscalía Anticorrupción. En principio, se investigan los presuntos delitos de fraude fiscal, blanqueo, falsedad documental y delito contra los derechos de los trabajadores. Las diligencias se encuentran bajo secreto de sumario.

La 'Operación Trueno', coordinada por la Fiscalía Anticorrupción, se inició en su fase operativa en la mañana de hoy, con la detención de los dos empresarios por parte de funcionarios de la Comisaría de Eivissa. La comisión judicial, con autorización del Juzgado ha llevado a cabo diversos registros en las sedes de la empresa. Además, no se descartan nuevas detenciones ya que la operación continúa abierta.