El PSdeG ha presentado una iniciativa en el Parlamento de Galicia en la que solicita a la Xunta que "desista" del actual procedimiento y anule el contrato de licitación para el hospital de Vigo —con un modelo de concesión— y que lo licite mediante un contrato de obras con financiación pública. Asimismo, pide que se utilice este mismo modelo para el de Pontevedra.

Según explicó hoy en Vigo el portavoz del grupo socialista en el Parlamento de Galicia, en la iniciativa, presentada el pasado viernes, se solicita al Gobierno gallego que aproveche los fondos que quedarán disponibles por la reducción de necesidad de gasto que provocarán medidas del decreto anti déficit aprobado por el Congreso para licitar, como obra con financiación pública, los hospitales de Vigo y Pontevedra.

Leiceaga indicó que la aplicación de medidas del decreto como las rebajas de sueldos de funcionarios y del precio de los medicamentos tendrán como efecto que la Xunta pueda contar, de hoy y hasta 2013, con una capacidad de gasto adicional de 700 millones de euros.

Por ello, estimó que esta cantidad sería suficiente poder acometer los dos hospitales mediante obra pública. Por ello, pidió al Ejecutivo gallego que "reflexione" y "desista" del actual proceso de licitación del modelo de concesión de obra pública para el nuevo hospital de Vigo, para hacerlo mediante obra con financiación pública, y que la ampliación del hospital de Pontevedra sea objeto de construcción por el mismo sistema y no se recurra al modelo concesional.

A juicio de Leiceaga, la modificación del contrato del hospital de Vigo no provocaría problemas de retraso en los plazos previstos para la puesta en marcha de esta infraestructura, puesto que el proceso se demoraría aproximadamente "un mes" que supondría la preparación de los pliegos. Además, destacó que, siendo obra pública, la licitación "es más simple".

"más eficiente"

Leiceaga, quien compareció junto a los diputados Modesto Pose, Abel Losada y Manel Gallego, defendió el modelo de financiación pública propuesto ya que de concesión supondría que el proceso será "más costoso" y, según añadió, daría lugar a un "aumento de la deuda".

Según destacó, la concesión a la iniciativa privada supone que "la empresa tiene que tener beneficios" y exige además una "prima de riesgo muy elevada". Así, estimó que se pasaría de un hospital de casi 400 millones —mediante obra pública— a uno de más de 800 millones —concesión—, por lo que su propuesta supone un ahorro de "400 millones".

Además, afirmó que el modelo propuesto se trata de un sistema "mucho más eficiente" ya que, según auguró, la existencia de una gerencia sanitaria —como servicio público— y una gerencia para los servicios complementarios que gestionaría la empresa privada será "fuente de conflicto".

Así, concluyó que su sistema tiene "sólo ventajas" ya que servirá para "reducir el déficit público en 800 millones".

Por otra parte, destacó que "ninguna comunidad gobernada por el PSOE" está en un proceso de concesión para un hospital, si bien precisó que hubo una "experiencia piloto" en un pequeño hospital de Andalucía y que en Mallorca se está con "lo que dejó hecho el gobierno anterior".

En cuanto al hecho de que el ministro de Fomento, el socialista José Blanco, defienda la colaboración público-privada para el AVE, Leiceaga aclaró que los socialistas no están en contra de este modelo, pero que depende de qué tipo de infraestructuras, ya que, en casos como autopistas "el ciudadano no lo nota".

Sin embargo, en el caso de la infraestructura sanitaria de Vigo, recordó que todo el servicio excepto el sanitario recae en manos de una empresa, que, por tanto, queda con "enorme poder". Por ello, estimó que el modelo de concesión para la sanidad "difícilmente funciona".

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.