En desarrollo de las competencia atribuidas a la Consejería de Bienestar Social, Juventud y Vivienda del Gobierno de Canarias en la Ley 1/1997, de atención integral a los menores, la Dirección General de Protección del Menor y la Familia, que dirige Carmen Steinert, comenzó el pasado año un proceso formativo dirigido a los técnicos de los ayuntamientos y de los cabildos que trabajan en esta materia, con el objetivo de unificar criterios y establecer protocolos comunes de intervención y derivación.

Este proceso formativo comienza con la convocatoria, por parte del Gobierno canario, de todos los técnicos en cada una de las islas en la que se presenta esta propuesta formativa y se valora su aceptación y ejecución. Precisamente, y como resultado de la reunión celebrada en la Gomera el pasado mes de marzo, la Dirección General ha organizado para los días 3 y 4 de junio el curso 'Valoración de situaciones de desprotección infantil', que contará con la participación de unos 25 técnicos y personal especializado en el área de atención de menores de la isla de La Gomera.

Steinert indicó que este tipo de formación resulta "fundamental" ya que permite "no sólo el reciclaje de los profesionales de los equipos municipales especializados en riesgo, así como los equipos de prevención y apoyo a la convivencia, sino que, además, profundiza en su labor de atención al menor y la familia".

Según explicó Carmen Steinert, "el objetivo es garantizar los derechos de los más pequeños, para ello, la Dirección General está inmersa en un proceso dirigido a impulsar el uso de la Hoja de Notificación como herramienta de detección precoz de los casos de riesgo y de maltrato infantil y un protocolo de valoración en todo nuestro territorio". "De esta forma, estamos fomentando el trabajo desde la prevención y la detección coordinado entre todos los ámbitos implicados con la infancia y la adolescencia", añadió.

"Se trata de llegar a todos los profesionales que trabajan con el menor y su familia en el ámbito municipal, ya que son éstos los que detectan, notifican e investigan posibles situaciones de riesgo del menor para que se impliquen mediante la implementación de la Hoja de Notificación, empleando como canal de transmisión las estructuras que tengan los ayuntamientos o, en caso contrario, impulsando la creación de estos canales de comunicación-coordinación".

A esta acción formativa hay que sumar las que la Consejería está llevando a cabo para que desde otros ámbitos, como el educativo, el sanitario y el policial, con el fin de que asuman la utilización de la Hoja de Notificación como instrumento unificado, ajustándose a los circuitos de actuación y singularidades de cada uno de ellos.

"Para ello, se están desarrollando diversas acciones dirigidas a explicar el contenido del programa y la utilidad del mismo para favorecer futuras políticas de prevención, acciones formativas, asignación de presupuestos, etcétera, de tal manera que cualquier acción que se emprenda en el ámbito del menor y la familia responda a una necesidad real detectada con un instrumento válido y unificado", indicó Steinert.

Con estas acciones se busca, además, potenciar el acceso a la web de la Consejería de Bienestar Social, desde la cual se obtiene acceso informático a las Guías para la Detección y Notificación de Situaciones de Riesgo y Maltrato Infantil, así como a las Hojas de Notificación.

Más de 1,8

Millones de inversión

El Gobierno de Canarias destinó en los dos últimos años, a través de la Dirección General de Protección del Menor y la Familia, más de 1,8 millones de euros a los programas de atención de menores y sus familias en la isla de La Gomera, según explicó la directora general de Protección del Menor y la Familia.

Steinert detalló que la Consejería de Bienestar Social, a través de su departamento, concedió el pasado año al Cabildo de La Gomera un total de 516.840 euros para financiar el programa de acogimiento residencial, tanto de menores nacionales como de menores extranjeros no acompañados. Asimismo, la Dirección General destinó más de 60.000 euros al mantenimiento de los Servicios de Día y programas de atención a menores y familias en riesgo, que desarrollan los municipios de la isla.

En este sentido, la directora general lamentó que el Cabildo de La Gomera no solicitara el pasado año la subvención para el mantenimiento del equipo de riesgo, es decir, equipos multiprofesionales con los que cuentan los menores y familias que estén en una situación complicada y que prestan el apoyo necesario para su atenció, con el objetivo último de potenciar su desarrollo integral.

"A través de estas ayudas, a las que pueden acceder los cabildos, ayuntamientos, mancomunidades de municipios y organismos autónomos que tengan competencias en el área de menores, dentro de su ámbito de actuación, se financian los gastos de personal que prestan servicios en los distintos programas de atención y apoyo a las familias", aclaró Steinert, que comentó que la Dirección General de Protección del Menor y la Familia, en cambio, sí destinó el pasado año un total de 44.647 euros al sufragar el mantenimiento del Equipo de planificación del Cabildo gomero.

Por último, en los dos últimos años, se han destinado un total de 428.178,4 euros al mantenimiento de plazas en escuelas infantiles públicas ubicadas en los municipios de Agulo, Alajeró, Hermigua, San Sebastián de La Gomera, Vallehermoso y Valle Gran Rey, así como otros 105.856,18 euros a la construcción de una nueva escuela infantil en el municipio de Alajeró, con capacidad para 37 plazas para menores de 0 a 3 años.