El Tribunal Supremo acordó inadmitir la querella por revelación de secretos que un empleado del Ayuntamiento de Tordesillas, fontanero de profesión, interpuso en 2009 contra el ex alcalde de dicha localidad y actual diputado nacional del PSOE por la provincia de Valladolid, Emilio Álvarez Villazán, después de que éste hiciera públicos en una revista los emolumentos percibidos por el querellante, Esteban Carracedo Caballero.

De la querella, recaída inicialmente en el Juzgado de Instrucción número 1 de Valladolid, se hizo cargo finalmente la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo, dado que el querellado ostenta la condición de diputado de las Cortes Generales en la presente IX legislatura, si bien la misma ha sido finalmente inadmitida, de conformidad con el Ministerio Fiscal, al considerar que "en el concepto de dato reservado no pueden incluirse los haberes anuales del personal laboral de un ayuntamiento, ya que para conocimiento de todos son públicos, al igual que ocurre con los funcionarios públicos".

Ante ello, el Alto Tribunal puntualiza que el artículo de opinión del querellado, recogido en febrero de 2008 en el número 144 de la revista 'La Senda' y bajo el título 'Lo pagamos todos', "carece de relevancia penal pues no se entromete en el campo de la privacidad del querellante, ni afecta al buen funcionamiento del Ayuntamiento pues su sueldo era público, público es el pleno donde se debatió, fue expuesto por quince días para conocimiento de los vecinos y publicado en el Boletín Oficial".

El querellante entendía que con la publicación de su salario y otros conceptos devengados por el Ayuntamiento de Tordesillas en su condición de fontanero, contratado como personal laboral, había generado una situación de rechazo a su persona en la localidad y le había ocasionado daños psicológicos, ya que temía acudir a su puesto de trabajo y tenerse que enfrentar con el querellado".

Consulta aquí más noticias de Valladolid.