Según concretaron los sindicatos convocantes, las principales concentraciones se realizarán a las puertas de los hospitales Virgen del Rocío, Virgen Macarena y Valme, en la capital, así como en el Hospital de la Merced, en la localidad de Osuna.

Para estas centrales sindicales, el recorte de plantillas en la sanidad pública supondrá "cubrir sólo una de cada 10 vacantes que se produzcan", lo que conllevará un "deterioro de la asistencia a los pacientes, en unos centros sanitarios que ya están, en muchos casos, colapsados o al borde del colapso".

Agregaron que la congelación de las ofertas públicas de empleo supondrá "una mayor precariedad laboral", a lo que añadieron que en el SAS hay, entre interinos y eventuales, casi 20.000 trabajadores que están en precario, sobre un plantilla total de 90.000 empleados. Con ello, "se desmiente el mito de la supuesta estabilidad en el empleo de los trabajadores públicos".

Problemas en verano

De igual modo, advirtieron de que los recortes de personal y presupuesto supondrán "graves problemas" de funcionamiento durante el verano en los centros sanitarios. "El drástico recorte de sustituciones supondrá para muchas personas que sólo trabajan sustituyendo en verano, un grave problema económico en esta situación de crisis", reprocharon.

Por ello, en las concentraciones reivindicarán el "cumplimiento de los acuerdos existentes", así como el "mantenimiento" de unos servicios públicos "de calidad". Para estos sindicatos, las medidas impuestas por el Gobierno "no son ni equitativas ni equilibradas, puesto que se arremete contra los empleados públicos y los pensionistas, se recorta la inversión pública, lo que va a generar cientos de miles de parados más, y no se toca un pelo a los más pudientes ni a los banqueros y especuladores, responsables de la crisis".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.