Tenían en su mayoría borrados total o parcialmente sus números identificativos, y las naves donde fueron localizados eran propiedad de una misma persona, que ha sido detenida por su presunta implicación en el tráfico ilícito de vehículos, según informó la Policía Nacional.

La investigación comenzó hace dos meses aproximadamente, por parte de agentes de la Comisaría de Vigo, tras realizar una inspección en un taller con el objetivo de prevenir actividades directamente relacionadas con el tráfico ilícito de vehículos.

Examinaron más de 100 motores y constataron que algunos pertenecían a coches que habían sido sustraídos en diversas localidades de Portugal, Francia y España. Posteriormente averiguaron que estas piezas habían sido adquiridas a una empresa de la localidad cacereña de Navalmoral de la Mata.

Los policías solicitaron entonces la colaboración de investigadores de la Jefatura Superior de Policía de Extremadura, quienes registraron el taller de donde supuestamente procedían los motores, así como otra nave, en la localidad de Saucedilla, propiedad de la misma persona.

Los agentes localizaron diferentes motores de vehículos con la numeración limada, por lo que procedieron al precintado policial de los mismos y a la inmediata detención del empresario. En total se precintaron más de 45 motores de los que la mitad tenían borrados los números identificativos. Varios de ellos pertenecían a vehículos que habían sido sustraídos en Madrid.

Las investigaciones continúan abiertas para localizar los automóviles a los que pertenecen los motores recuperados, así como la implicación de otras personas en los hechos.

La operación ha sido realizada por agentes de la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría Provincial de Cáceres en coordinación y cooperación con la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría Local de Vigo y el Grupo de Tráfico Ilícito de Vehículos de la Comisaría General de Policía Judicial.

Consulta aquí más noticias de Cáceres.