Preguntado en rueda de prensa sobre la amenaza del presidente del Gobierno, Miguel Sanz, de dimitir si UPN retrasaba la aprobación de las medidas de Zapatero, Alberto Catalán no quiso hacer "ningún comentario en ese sentido".

"Es una cuestión interna de partido y como es un debate interno, independientemente de las repercusiones que pueda tener de cara a la sociedad, las opiniones, las valoraciones y las informaciones las valoraremos internamente", dijo el también vicepresidente de UPN.

Preguntado sobre si los consejeros del Gobierno avalan la postura de Sanz, el portavoz afirmó que "no es cuestión de avalar o no avalar, es una decisión de un partido, no es del presidente del Gobierno ni del Gobierno de Navarra".

Alberto Catalán afirmó que "una cosa es la cuestión institucional y otra cosa es la cuestión de los partidos políticos y su representación en el Congreso". "El Gobierno hace lo que tiene que hacer con relación al decreto y los recortes que ha establecido el Gobierno de España. Otra cuestión diferente son las decisiones que tomen los partidos políticos con representación en el Congreso de los Diputados o en el Senado", dijo.

No obstante, afirmó que "la coherencia y la responsabilidad es algo que siempre ha primado, prima y primará en UPN".

Por otra parte, preguntado sobre cómo aplicará el Gobierno foral el recorte a los funcionarios, Catalán afirmó que "es una cuestión que el Ejecutivo está valorando y en los próximos días se conocerá cuál es la puesta en práctica de estas medidas que nos vienen impuestas desde Madrid".

El portavoz del Gobierno afirmó que "lo más seguro" es que se utilice un proyecto de ley para aplicar este recorte y recordó que "hay que tener en cuenta las diferencias entre España y Navarra en temas como la retribución de los funcionarios, los niveles y las categorías".

Consulta aquí más noticias de Navarra.