Así lo explicó Rosillo durante la rueda de prensa de presentación del I Premios AZSA de Investigación, que ha ganado con su proyecto 'Generación automática de toma de decisiones bursátiles', y que le permitirá una estancia de seis meses en el centro británico con un apoyo económico de 20.000 euros.

Junto al premiado estuvieron presentes el rector de la Universidad de Oviedo, Vicente Gotor; el vicerrector de Investigación, Santiago García Granda; y los responsables de Asturiana de Zinc (AZSA) Jaime Arias y Jesús Díaz.

Rafael Rosillo destacó la importancia de que las empresas se impliquen en el fomento de la investigación, y agradeció a AZSA su iniciativa en colaboración con la Universidad, ya que aun sigue siendo poco frecuente, reseñó.

Entre los objetivos de la investigación de Rosillo destacan realizar una predicción sobre el futuro de los valores bursátiles y eliminar la ambigüedad que existe actualmente entre indicadores. Para ello, la estancia facilitará el aprendizaje sobre la aplicabilidad de técnicas de inteligencia artificial y el desarrollo de una herramienta informática que sirva de asesor financiero a los inversores, tanto profesionales como minoristas e iniciados.

Además, se llevará a cabo un estudio sobre los valores del mercado español y se aspira a la creación de un nuevo área de investigación en la Universidad de Oviedo, ya que excepto en Canarias, no hay grupos "fuertes" de investigación en este ámbito, comentó el joven investigador.

Al respecto, el director de Asturiana de Zinc, Jaime Arias Zapico, incidió en el compromiso de la compañía con la sociedad y su esfuerzo por consolidar una colaboración duradera con la Universidad.

Asimismo, destacó el objetivo de la empresa de mantener su competitividad a nivel internacional. "Asturiana no es ajena a la crisis", comentó rehusando hacer predicciones sobre su situación futura.

Consulta aquí más noticias de Asturias.