El tabaquismo es el "principal problema de salud pública" en Extremadura, tanto entre consumidores en activo, como entre los pasivos, ya que la región se sitúa "a la cabeza" en la media de consumo de tabaco respecto a otras comunidades autónomas de España, "sólo por detrás de Aragón y Cantabria".

El responsable del Plan de Prevención, Tratamiento y Control del Tabaquismo del Servicio Extremeño de Salud (SES), Urbano Vázquez, realizó hoy estas afirmaciones a partir de los datos extraídos de la última Encuesta Domiciliaria sobre consumo de Alcohol y otras Drogas (Edades 2008-2009), que revelan que el consumo de tabaco en la comunidad es mayor que a nivel nacional.

En concreto, indicó que estos datos apuntan que en España consume tabaco el 29,6 por ciento de la población, mientras que en Extremadura el porcentaje de fumadores en consumo diario es del 33,5 por ciento.

Por ello, para dar respuesta a esta situación, surge el Plan de Prevención, Tratamiento y Control del Tabaquismo en Extremadura, cuya elaboración y aprobación aparece como uno de los objetivos del Plan Integral de Drogodependencias y otras Conductas Adictivas (PIDCA), que tiene un periodo de vigencia de 2008 a 2012, y que se lleva a cabo en consonancia con el Plan de Salud de Extremadura, con la finalidad de "mejorar la salud de todos los extremeños".

Urbano Vázquez presentó hoy este programa contra el tabaquismo en rueda de prensa en Mérida junto al secretario técnico de Drogodependencias del Servicio Extremeño de Salud (SES), Quintín Montero, con motivo de la celebración del Día Mundial sin Tabaco.

Según señaló el responsable del plan, esta iniciativa tiene el objetivo de "optimizar la protección" de la población no fumadora y conseguir "disminuir la prevalencia de consumidores" en Extremadura.

Para ello, se pondrán en marcha "de estrategias de prevención que disminuyan el número de personas que se incorporan" al consumo y se facilitará la "ayuda en la deshabituación" de consumidores en activo.

Vázquez aseguró que en Extremadura, una disminución de cinco puntos en la prevalencia del consumo, que supondría situar a la región en los niveles de la media española, "se traduciría en una disminución de 187 muertes al año".'

Género y tabaco'

En relación a la celebración hoy del Día Mundial sin Tabaco, Vázquez indicó que este año, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha impuesto el lema de 'Género y tabaco' con el fin de dirigir las actuaciones a las mujeres.

Al respecto, explicó que esto se debe a que el número de mujeres que se incorporan al consumo de tabaco "se va incrementando" en la actualidad, a pesar de que "hay evidencias suficientes de los efectos negativos del tabaco hasta en 30 enfermedades", no solamente entre los fumadores activos, sino también entre los pasivos. Esto conlleva "riesgos añadidos" en las mujeres, "como consecuencia de sus especificidades de género".

En concreto, apuntó que el consumo del tabaco en las féminas puede suponer la disminución de la fertilidad, experimentar menopausia precoz, descalcificación ósea y osteoporosis. Asimismo, son "mucho mayores" las posibilidades de tener abortos espontáneos o muerte súbita del lactante, en relación al embarazo.

El responsable del programa señaló que el tabaquismo en la actualidad es la "primera causa evitable de enfermedad, invalidez y muertes prematuras", así como "la segunda causa global de muerte". En particular, agregó que el tabaco es responsable "de más de 5,5 millones de muertes", de las cuales "1,5 millones" de muertes se producen en mujeres.

Además, apuntó que si las instituciones no hicieran nada para evitarlo, "se calcula que en el año 2030 el número podría llegar hasta los ocho millones, incrementándose sustancialmente en las mujeres".

Igualmente, Urbano Vázquez indicó que España "sigue siendo uno de los países que mantiene un mayor nivel de consumo" en relación a los países del entorno. La tendencia general del consumo ha decrecido en las últimas décadas, mientras que la tendencia en mujeres se ha incrementado, añadió.

Ley antitabaco 2010

Quintín Montero recordó que el Ministerio de Sanidad trabaja en la modificación de la Ley Antitabaco con el objetivo de "proteger la salud para todos los españoles". Así, Montero apuntó que esta norma "se centrará fundamentalmente en dos colectivos: los menores de 18 años y en la salud de los trabajadores en hostelería".

Por su parte, el responsable del plan regional del tabaquismo resaltó que dentro de esta ley se plantea la "apuesta" por la "prohibición absoluta de fumar en todos los espacios públicos y en todos los espacios cerrados", con el fin de "ampliar la protección" de personas no fumadoras, puesto que "realmente, la protección es la exposición cero".

Finalmente, indicó que "hay quien plantea que fumar en espacios cerrados en presencia de personas no fumadoras, probablemente esté conculcando uno de los derechos fundamentales, que es el derecho a la salud". Por ello, esta ley pretende, en líneas generales, ampliar la "protección de la no exposición" al aire contaminado por el humo del tabaco "en todos los espacios públicos y cerrados", concluyó Vázquez.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.