González Tovar señaló que es "un paso más" en la futura conexión ferroviaria de alta velocidad de la Región de Murcia con Andalucía y recordó la singularidad de este subtramo de 9,3 kilómetros de longitud, ya que en él se incluye un túnel de gran longitud, planteado para el paso de la línea por el LIC Sierra de Cabrera - Bédar.

Dicho túnel será de doble tubo, es decir, contará con dos túneles de vía única y su longitud será de 7.536 metros para la vía derecha y 7.528 para la izquierda, incluidos falsos túneles, lo que en la práctica supone excavar 16 kilómetros mediante una máquina tuneladora, según informaron fuentes de la Delegación del Gobierno en un comunicado.

Las instalaciones auxiliares que, tras el período de consultas efectuadas, la Secretaría de Estado de Cambio Climático consideró que "no es necesario no someter a evaluación de impacto ambiental son tres áreas con una superficie total de 100.000 metros cuadrados que deben estar lo más cerca posible de la boca de entrada del túnel, así como los accesos a las mismas", en las que se implantarán la playa de las vías y la fábrica de dovelas con sus almacenes.

Por último, González Tovar recordó que las obras de construcción del Corredor Mediterráneo entre Sorbas y Los Arejos fueron adjudicadas por el Consejo de Administración de Adif a finales del enero del año pasado en 286,7 millones de euros.

Consulta aquí más noticias de Murcia.