Así se puso de manifiesto en la recepción que el presidente de la Diputación ofreció al recientemente nombrado arzobispo de Valladolid, quien destacó la tradición de esta colaboración que permite restaurar templos de la provincia.

Blázquez, en declaraciones recogidas por Europa Press, incidió en que no es "pensable" que una iglesia en un "pueblecito" muy pequeño pueda restaurarse sólo con la aportación de las personas que allí viven, por se alegró de esta colaboración en la que participan juntos y que supone mejorar el servicio a los ciudadanos y un edificio de "primera calidad".

Acuerdo pionero.

Por su parte, Ruiz Medrano señaló que la colaboración se remonta a 1994, cuando la Diputación fue pionera y firmó con la Iglesia este convenio que después otras provincias imitaron y que ha supuesto que entre la Junta, los ayuntamientos, el Arzobispado, la Institución provincial y los feligreses se puedan restaurar estos templos, algo que ha supuesto una inversión de 15 millones de euros.

El presidente de la Diputación mostró su satisfacción por poder mantener y conservar este patrimonio y señaló que en algunos pueblos la iglesia o ermita es su seña de identidad.

Además recordó que también se mantienen otros convenios para la restauración de retablos o piezas a través de un acuerdo con Las Edades del Hombre y otros convenios puntuales con la Iglesia o la Junta para órganos, artesonados o retablos.

Estas cuestiones, añadió Ruiz Medrano, "poco a poco" han servido para mejorar la calidad de estas piezas deterioradas a lo largo del tiempo y que tienen un valor artístico.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.