La viceconsejera de Política Lingüística del Gobierno vasco, Lourdes Auzmendi, afirmó hoy que el euskera está "sano" y que en el País Vasco, "afortunadamente", no hay posturas contrarias a la lengua vasca. A pesar de ello, apostó por tratar de atraer al mundo del euskera a aquellos sectores que, en su opinión, "permanecen quietos en la cuerda del euskera".

En una entrevista a Euskadi Irratia, recogida por Europa Press, la nueva responsable de Política Lingüística del Ejecutivo autónomo, que sustituyó en el cargo a Ramón Etxezarreta el pasado mes de marzo, destacó que, "cuanto más saludable esté el universo del euskera en cuanto más lugares posibles, entonces habrá más beneficios" para la lengua y su desarrollo.

"El euskera está sano, no tengo dudas, y queremos que siga estando sano. Para eso, cuanto más manos tiremos de la cuerda del euskera, mejor, pero tirando con cuidado. No creo que en el País Vasco haya posturas contrarias al euskera, afortunadamente. Algunos tiramos de esa cuerda con una fuerza tremenda, y otros están ahí, quietos. Lo que tenemos que hacer es, además de seguir tirando de la cuerda, tratar de atraer al mundo del euskera a esos que permanecen quietos en el otro lado de la cuerda", reiteró.

Asimismo, Auzmendi admitió que aún falta "mucho" para lograr la normalización del euskera, ya que, aunque se han hecho "muchas cosas" hasta ahora, "aún nos queda mucho por hacer". Así, apostó por "seguir adelante", porque la trayectoria en la normalización del euskera de los últimos 30 años ha sido, en su opinión, "tremenda", aunque reconoció que "va a costar" repetir "en otros 30 años" lo que se ha hecho hasta ahora.

Por otro lado, la viceconsejera de Política Lingüística confirmó que existen "quejas" por parte de usuarios a la hora de recibir atención en euskera en sectores como el de la Ertzaintza o la sanidad pública, "porque a veces hay problemas". En concreto, recordó que cuando se comenzó con la tarea de la normalización lingüística se fijaron unas prioridades y "algunos ámbitos quedaron en los últimos puestos" por lo que afirmó que "queda trabajo por hacer" en dichos sectores.

"Nuestra intención es llevar a cabo un estudio profundo, para saber qué es lo que se ha hecho, en qué punto estamos y qué problemas tenemos, por ejemplo, en la Ertzaintza o en la sanidad, y realizar así una planificación seria", explicó.

Consejo asesor del euskera

Por otra parte, Lourdes Auzmendi indicó que el trabajo que tiene por delante el Consejo Asesor del Euskera se centrará en establecer "de qué manera hay que materializar y fijar las prioridades" de los puntos que recoge el documento "Euskara 21", que fue aprobado por dicho Consejo a finales de la anterior legislatura.

Auzmendi explicó que, en dicho diagnóstico, se dice, por ejemplo, que existe el problema de que "se conoce pero no se utiliza" el euskera, además del "problema de la transmisión". "También se dice que debemos hacer atractivo el euskera, para atraer a los jóvenes a ese mundo. Son 14 puntos, algunos muy concretos y otros no tanto, y ahora tenemos que definirlos uno por uno y, sobre todo, decidir qué trabajo requiere cada uno", indicó.

Auzmendi subrayó que la intención del Consejo Asesor del Euskera es "volver a trabajar" y, en este sentido, anunció que será necesario crear "una subsección" para ver "cómo se van materializando los puntos del documento (Euskara 21)". "Si no me equivoco, el Consejo se va a reunir el 11 de junio. La convocatoria ya está enviada y allí nos reuniremos", añadió.

Por último, la viceconsejera de Política Lingüística manifestó que el Instituto Etxepare será una institución para difundir el euskera y la cultura vasca en el mundo, y se mostró "muy contenta y orgullosa" de que la actriz, guionista, directora y traductora Aizpea Goeanaga haya sido nombrada directora del centro.

"Creo que su trayectoria deja bien a las claras la valía de Aizpea para este trabajo, y los que la conocen ya saben con qué ganas se va a dedicar a esta tarea", concluyó.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.