Los hechos ocurrieron a las 7.30 horas en la calle Los Ciruelos, según informaron hoy fuentes policiales. Los agentes de la Policía Local fueron requeridos por miembros de la Policía Nacional, que contaron a su vez con la colaboración ciudadana, ya que habían recibidos numerosas llamadas telefónicas en las centrales policiales alertando de lo que estaba ocurriendo.

Al llegar al lugar, los efectivos practicaron la prueba de la alcoholemia a los dos hombres, que conducían alternativamente el mismo vehículo de forma temeraria realizando trompos y poniendo en grave riesgo la seguridad de los demás usuarios de la vía.

La citada prueba resultó positiva en ambos conductores, que superaron en más del triple y en más del doble la tasa permitida de alcohol. Se procedió a la detención de los mismos, instruyéndose las preceptivas Diligencias Judiciales. El vehículo fue retirado por una grúa al Depósito Municipal de Candina.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.